Redacción Gedesco | 16 Junio 2016

Mercado de competencia imperfecta: monopolio y oligopolio

Mercado de competencia imperfecta: monopolio y oligopolio

Los mercados se componen de una gran diversidad de valores que nos ayudan a definirlo. Uno de ellos sería la competencia. Y, en función de cómo sea ésta, podemos establecer una clasificación inicial para los mercados. Podemos hablar de dos grandes tipos: mercados de competencia perfecta y mercados de competencia imperfecta.

La competencia perfecta destaca por haber muchos compradores y muchos vendedores, con lo que nadie tiene un impacto en el precio final. Por otro lado, encontramos la competencia imperfecta. Un mercado en el que los vendedores determinan el precio a raíz de sus decisiones empresariales. Dentro de que la mayoría de los mercados son imperfectos, existen casos extremos, como son el monopolio y el oligopolio.

El modelo del monopolio

el modelo de monopolio como parte del mercado de competencia imperfecta

En este tipo de competencia imperfecta, el mercado viene delimitado por la situación de que una única empresa abastece a todos los demandantes de un determinado producto que, además, no tiene sustitutivos cercanos.

Los monopolios tienen su origen en las barreras de entrada impuestas en un mercado, como puede ser el acceso en exclusiva a un recurso, la existencia de derechos legales (como las patentes, en las que se reconoce la propiedad sobre un invento y se concede el derecho exclusivo de su fabricación, venta y explotación durante un tiempo determinado). También podemos encontrar casos de monopolio por la propia naturaleza del servicio prestado, como es el caso del agua o la luz, que pueden ser suministrador por una única empresa.

La empresa que genera la posición de monopolio, determina el precio del producto que ofrece al mercado, pues tiene capacidad para decidir su cuantía. Ello se debe a que la curva de demanda del monopolista es la curva de demanda del mercado. Es la misma. Esta curva tiene pendiente negativa. A diferencia de la empresa competitiva, la monopolista pone fuertes barreras de entrada y salida del producto, el cual es homogéneo y no tiene transparencia en la información.

En los monopolios, la empresa que lo lleva a cabo analiza  los  costes  y  características  de  la  demanda, decide qué cantidad del bien o servicio quiere hacer llegar al mercado, es decir, decide cuánto quiere vender; y fija  el  precio  de  mercado, por lo que se vende la cantidad que él desea. El objetivo último en el monopolio es maximizar los beneficios (diferencia entre  ingresos y costes).

Hasta hace poco, un ejemplo de monopolio en España era Renfe.

¿Cómo regular el monopolio?

Debido a la existencia de este tipo de mercado de competencia imperfecta, los consumidores han de soportar precios más altos, por lo que las autoridades económicas definen una serie de medidas para controlarlo.

En primer lugar, las leyes antimonopolio evitan que la empresa monopolista tenga  una posición  de  dominio  en  un  determinado mercado o, si la tiene, impedir que la use. Además, las autoridades económicas intentan regular los precios mediante la fijación de estos por debajo del nivel al que lo situaría la propia empresa. Si esta reducción del precio implica pérdidas de beneficio para la empresa, se la debe indemnizar.

Con el establecimiento de un sistema de impuestos y transferencias, las empresas deben pagar impuestos por esos beneficios ‘extra’ que sacan al disfrutar de su posición dentro del mercado. Si el Estado tiene la propiedad y la gestión de la empresa, establece un  precio inferior  al  que  se  daría  en  un  mercado  monopolista  con  una  empresa  privada.

El oligopolio

el modelo de oligopolio comparado con el del monopolio

El oligopolio supone una situación de competencia imperfecta en el mercado en la que un reducido número de empresas ofertan un producto o servicio, igual o similar, cuya utilidad para el consumidor final es casi idéntica, a pesar de los intentos por diferenciarse. Se diferencia del monopolio en que, en vez de que actúe una sola empresa en el mercado, actúan varias. Existe una aparente competencia, por lo que este modelo se encuentra a caballo entre competencia perfecta y monopolio.

De cualquier manera, al ser un mercado con pocos oferentes, todas las empresas están al tanto de las acciones de sus teóricos competidores. Esto supone que cualquier movimiento de precios sea contrarrestado de forma veloz por la competencia, así que muchas veces pactan mantener determinados márgenes.

En ocasiones puede existir una empresa líder en precios y que las demás están obligadas a seguirla, de forma que existan barreras legales que dificulten que nuevas empresas entren a competir.

¿Qué tipos de oligopolio existen?

En este tipo de competencia imperfecta se pueden distinguir cuatro tipologías:

  1. La primera es el oligopolio diferenciado, con productos similares en la industria pero que incorporan variaciones que los posibles compradores aprecian. Los consumidores no están interesados en todas las variedades posibles, sino que comparan y eligen entre ellas. Algunos ejemplos son vehículos, servicios de compañías aéreas, etc.
  2. Otro tipo es el oligopolio concentrado, caracterizado sobre todo porque sus productos son parecidos, tiene altas barreras de entrada, control sobre tecnologías de producción y requiere fuertes desembolsos de capital. Aparecen cuando existen pocos productores de una materia prima o de mercancías idénticas.
  3. Por otra parte se encuentra el oligopolio de diferenciados concentrado, fruto de la combinación de los dos tipos anteriores. Existe diferenciación pero asociada a requisitos mínimos de escala para la implantación.
  4. Y por último se halla el oligopolio competitivo. Este tipo se da cuando existe competencia en precios con el objetivo de ampliar la participación en el mercado.

Un  claro ejemplo de oligopolio que se da en España es el del sector de las telecomunicaciones, con operadores como Movistar, Vodafone y Orange repartiéndose cerca del 80% del mercado.

Mercado de competencia imperfecta

En general, en los mercados de competencia imperfecta los precios son elevados (ya que están controlados por los vendedores) y la demanda, por este motivo, es reducida.

El monopolio y el oligopolio forman parte de este mercado, por lo que en sus características veremos puntos en común de ambos.

Sus características son las siguientes:

  1. Escaso número de empresas: en el monopolio, una única empresa controla todo el mercado (de un producto); en el oligopolio son tan sólo unas pocas.
  2. Los vendedores tienen influencia sobre los precios: en estos modelos, la famosa “mano invisible” del mercado, según la cual los precios se regularían por el juego natural entre la oferta y la demanda, no existe. Las pocas empresas que controlan el mercado, los vendedores, controlan también el precio.
  3. Heterogeneidad de los productos: los productos que ofrecen las empresas son diferentes, o son percibidos como distintos por el consumidor. Por tanto, los vendedores pueden basarse en estas diferencias para ofrecer sus productos a un mayor o un menor precio que los del resto.
  4. Información incompleta: el consumidor no dispone de toda la información para poder hacerse con el producto más adecuado a sus necesidades. Lo normal es que el vendedor tenga mucha más información que el comprador. Por ejemplo, en el mercado automovilístico, es imposible que un comprador tenga toda la información necesaria: puede que conozca los precios de los diferentes coches, pero ¿cuáles son las diferencias reales de sus motores? ¿Y de las bujías? ¿Cuál la calidad y la duración probable de todas sus piezas? Finalmente, la compra se realiza a menudo siguiendo criterios no racionales o utilitarios: la marca, la estética…
  5. En este contexto, el marketing y las estrategias publicitarias de las empresas, para diferenciar y promocionar sus productos, cobran una importancia capital.
  6. Barreras de entrada al mercado: la creación de nuevas empresas se ve dificultada.

Otros artículos: Empresas de Factoring

Este artículo pertenece a la categoría:

Un comentario en “Mercado de competencia imperfecta: monopolio y oligopolio

    .
  • 27 Marzo, 2018 at 5:50 pm

    Que tipo de modelo es el negocio de los operadores de telecomunicaciones en el mercado colombiano Ej: TELMEX,

  • .

Comments are closed.