Redacción Gedesco | 26 Septiembre 2013 | Consejos para empresas

Cómo llegar al mercado y vender tu producto

Cómo llegar al mercado y vender tu productoLa mayoría de las personas que se han lanzado a crear su propia empresa se ha encontrado con una serie de problemas recurrentes referidos a las ventas de un producto y a cómo hacerlo llegar al mercado. Normalmente no sabemos cómo piensan nuestros clientes, reales o potenciales, pero sí creemos que lo sabemos. Por eso, luego llegan las quejas y esas quejas hay que atenderlas para que no dañen nuestra imagen.

Esto se evitaría con una buena investigación del mercado al que nuestro producto o servicio se dirige. Un buen estudio de mercado nos proporciona un conocimiento muy valioso sobre el grado de segmentación de nuestros productos y la mejor manera de hacerlo llegar al nicho de mercado más adecuado.

No hay que hacer milagros para llegar al mercado

Las tareas de comunicación deben quedar claras lo antes posible. En este aspecto es muy importante no improvisar porque eso nos hará perder un tiempo y unos recursos muy valiosos. Y si hay que subcontratarla, se subcontrata. Una agencia que se dedica a ello conocerá mejor que tú las vías para llegar al público. Además, no es necesario firmar contratos de larga duración con ella. Recurre cuando lo necesites.

Tampoco hace falta una ingente cantidad de dinero para lanzar un producto nuevo al mercado y que llegue al público. Aprovéchate de las posibilidades que te brinda el boca a boca y ve adaptando tu producto al feedback que vayas recibiendo. A veces es preferible rectificarlo sobre la marcha si constatamos que lo que el mercado necesita no es lo que en principio habíamos planeado. No se trata de vender lo que queremos, sino lo que el mercado demanda.

Tú eres tu marca y tu mejor comercial

A la hora de la imagen no olvides que cuando una empresa está empezando el emprendedor es la imagen. Así pues, te guste o no tú vas a ser tu marca. Esto tiene la ventaja de que normalmente el emprendedor, padre o madre de la criatura, sabrá transmitir con más pasión que nadie las ventajas de su producto. Y el cliente eso lo detecta. Así pues, aunque las tareas comerciales no sean tu fuerte, tu pasión convencerá a muchos clientes.

Si llega un momento en que tú solo no puedes con todas las tareas de venta, es necesario contar con un buen equipo comercial que sepa transmitir esa pasión por el producto. Por eso, es importante que los comerciales estén convencidos de que están vendiendo el mejor producto del mercado.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.