Redacción Gedesco | 10 Julio 2014 | Economía para todos

Cómo queda el IRPF después de la reforma fiscal

IRPF-deducciones-impuestos-renta-ahorro-familia-fiscal

Probablemente el grueso de las medidas que contiene la reforma fiscal, que está pendiente de la publicación definitiva de sus téminos, afectan al IRPF y, por tanto, a la tributación de las personas físicas. El Gobierno ha anunciado una rebaja del impuesto, en base a la nueva estructura de tramos y los tipos de cada uno de ellos, pero los cambios son más profundos y puede que no sean tan favorables a los contribuyentes.

Nuevos tramos y tipos

Se reducen los tramos del impuesto, pasan de siete a cinco, y la rebaja en los tipos se aplicará en dos fases (2014 y 2015). La nueva estructura será la siguiente:

  • Hasta 12.450 euros de base: en 2014 el tipo será del 20% y en 2015 del 19%
  • De 12.450 a 20.200 euros de base: en 2014 el tipo será del 25% y en 2015 del 24%
  • De 20.200 a 35.200 euros de base: en 2014 el tipo será del 31% y en 2015 del 30%
  • De 35.200 a 60.000 euros de base: en 2014 el tipo será del 39% y en 2015 del 37%
  • De 60.000 en adelante de base: em 2014 el tipo será del 47% y en 2015 del 45%

También se rebajan los tipos correspondientes a las rentas del ahorro, quedando la tributación de los ingresos correspondientes a estos conceptos de la siguiente forma:

  • Hasta 6.000 euros: tipo del 20% en 2014 y del 19% en 2015
  • Entre 6.000 y 24.000 euros: tipo del 22% en 2014 y el 21% en 2015
  • Entre 24.000 y 50.000 euros: tipo del 22% en 2014 y el 21% en 2015
  • Más de 50.000 euros: tipo del 24% en 2014 y el 23% en 2015

Además se aumentan las deducciones por mínimo familiar, que se sitúa en 5.500 euros anuales, 6.150 euros para mayores de 65 años y 7.550 euros para mayores de 75 años. Los mínimos personales por hijos a cargo aumentan de manera progresiva desde 2.400, 2.700, 5.000 y 4.500 euros desde el 1 al 4º hijo y siguientes. Los menores de 3 años reducitán la base en 5.000 euros.

Se crean dos nuevas deducciones, de la que podrán beneficiarse las familias numerosas y las que tengan a cargo descendientes o ascendientes discapacitados. Al igual que la deducción por maternidad, el importe de éstas será de 1.200 euros anuales.

Los cambios que afectarán negativamente

Algunos de los cambios repercutirán negativamente en los contribuyentes. En primer lugar se rebaja la cantidad máxima a deducir por las aportaciones a planes de pensiones a 6.000 euros anuales.

También se establece la obligación de declarar en el IRPF las cantidades cobradas como indemnizaciones por despido en las cantidades que excendan los 2.000 euros por cada año trabajado.

Se elimina la exención por dividendos para los primeros 1.500 euros anuales, por lo que tributarán todos lo cobrados, y además se elimina la reducción de rendimientos del trabajo para todos los contribuyentes que tengan más de 6.500 euros en otras rentas y que cobren más de 14.450 euros.

Hay cambios que también afectan a las actividades económicas y que trataremos más adelante.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.