El Consejo de Ministros ha aprobado estos días una batería de medidas  económicas que ayudaran a, uno de los sectores más vulnerables de la economía, pymes y autónomos a reducir el impacto del coronavirus en sus negocios.  

Una de esas medidas es la posibilidad de solicitar a Hacienda el aplazamiento y fraccionamiento del pago de impuestos de hasta 30.000 Euros, por seis meses, previa solicitud, sin que esta opción conlleve recargos por el aplazamiento.

Uno de los requisitos imprescindibles para acogerse a este aplazamiento será que el empresario cuente con un volumen de operaciones inferior a 6.010.121,04 Euros en el año 2019.

El periodo para solicitar esta medida, sería desde el 13 de marzo hasta el próximo 30 de mayo.

Los impuestos que, tanto pymes como autónomos, pueden aplazar son las retenciones del IRPF, las cuotas repercutidas del IVA y el pago fraccionado del impuesto de sociedades.

Las empresas que quieran solicitar esta medida, deben proceder de acuerdo con las siguientes instrucciones:

  • Presentar por el procedimiento habitual la autoliquidación donde figuran las cantidades a ingresar que el contribuyente quiere aplazar y señalando la opción de “reconocimiento de deuda”.
  • Acceder dentro del apartado de aplazamientos de la sede electrónica de la AEAT, al apartado de “Presentar solicitud”.
  • Rellenar los campos de la solicitud, teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:
    • Tipo de garantías ofrecidas: marcar “Exención”.
    • Propuesta de plazos: incorporar el número “1”.
    • Periodicidad: marcar la opción “No procede”.
    • Fecha primer plazo: Se debe contar un periodo de seis meses desde la fecha de fin de plazo ordinario de presentación de la autoliquidación.
    • Motivo de la solicitud: se debe incluir la expresión «Aplazamiento RDL».
  • Presentar la solicitud, presionando el icono “Firmar y enviar”.

A continuación, compartimos el enlace de la Agencia tributaria donde podréis encontrar más detalles.

Solicitar Aplazamiento AEAT