Redacción Gedesco | 1 Abril 2015 |

Cómo hacer un plan de negocio para conseguir inversores

Cómo hacer un plan de negocio para conseguir inversores

Conseguir financiación para llevar a cabo tu idea con garantías es, probablemente, uno de los puntos más difíciles para un emprendedor. Necesitarás contactos para llegar hasta potenciales inversores y, posteriormente, necesitarás convencerles de que tu idea es, efectivamente, una gran inversión. Una aportación que te será rentable a ti, como emprendedor, y a ellos como inversores en tu idea. Algo que se puede explicar en apenas seis líneas y que, sin embargo, es tremendamente difícil de alcanzar. Es por ello, que cuando tengas la oportunidad de presentar tu propuesta ante un potencial inversor no debes dejarla escapar. Quizás el tren inversor no vuelva a pasar o, si lo hace, tarde demasiado tiempo en parar en tu estación y tu idea haya quedado obsoleta. Puede ocurrir, incluso, que se te hayan adelantado. Para evitarlo, vamos a explicar a continuación qué es lo que busca un inversor en una potencial idea de negocio, y cómo podemos convencerle a través de nuestro plan de negocios de que nosotros somos ese proyecto que está buscando.

Escalabilidad e internacionalización

El inversor, como es lógico, quiere rentabilidad. Va a invertir en tu negocio porque calcula que esa aportación económica te hará crecer y facturar más, con el correspondiente porcentaje para él de esos beneficios. Por lo tanto, en la mayoría de los casos, lo que primará en la decisión del inversor es la rentabilidad. ¿Y cómo transmitimos rentabilidad a través de nuestro plan de negocio? Con dos palabras clave en el mundo de los negocios y que deben estar perfectamente reflejadas en tu Plan: escalabilidad e internacionalización. El inversor quiere escuchar que tu negocio crecerá rápido y que contará con una estructura que permita hacerlo de forma flexible y sin grandes ‘re-inversiones’. La posibilidad de acaparar varios mercados con cierta rapidez también es determinante. Si tu negocio está generando beneficios en España, su implantación en otro mercado similar haría que generaras el doble de beneficios. Y si consigues llegar al triple de público, quizás tengas la oportunidad de generar el triple de beneficios, y así sucesivamente.

Por tanto, tu plan de negocio debe explicar a la perfección que tu modelo permite este nivel de crecimiento y expansión, así como los procesos para conseguirlo, los plazos y la inversión necesaria. No está de más incluir algunos datos sobre la competencia o el sector en países candidatos a esa expansión, para que el potencial inversor vislumbre la oportunidad y crea que realmente estás preocupado por alcanzar nuevos mercados.

Ventaja de negocios tecnológicos

En este punto, toman ventaja los negocios basados en la tecnología. Lo que se conoce como startup. Aunque se tiende a denominar así a toda empresa de reciente creación, lo cierto es que su uso correcto se realiza cuando se aplica a organizaciones empresariales en fase de crecimiento pero de base tecnológica. Este tipo de negocios basados en Internet son los que más rápidamente pueden crecer e internacionalizarse en las condiciones mencionadas anteriormente. Y con una inversión menor que si hubiera que abrir 100 franquicias físicas en un nuevo mercado al que pretendamos dirigirnos.

Concisión, brevedad y cifras

Otro punto importante para conseguir convencer en tu plan de negocio es que seas conciso. Ve al grano, con cifras claras sobre costes, gastos, inversión, marketing, pérdida de valor de bienes muebles e inmuebles, aproximaciones de deuda,… Si no eres el mejor financiero del mundo, busca algún asesor que pueda apoyarte en esta labor. El inversor va a introducir dinero en tu negocio y necesita saber qué es lo que vas a hacer con él. Del mismo modo, necesitas transmitirle que sabes las cantidades que necesitarás para cada hito de tu idea empresarial. Tienes que establecer un ámbito de confianza. Una buena manera de conseguirlo es hacerle ver que sabes manejar presupuestos, que tienes las ideas claras y que no minusvaloras la financiación que pueda venir del exterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.