Las medidas adoptadas por el Gobierno para vencer al Covid-19 han obligado a detener temporalmente la actividad de la mayoría del tejido empresarial de nuestro país, con el cierre, esta última semana, de todos aquellos negocios cuya producción no es considerada de primera necesidad.

La mayoría de las empresas ya se están viendo afectadas y ven la repercusión en el corto plazo, y con la subyacente incertidumbre ya que no saben cómo evolucionará la situación a medio-largo plazo. Por ello es importante conocer las opciones para salvar las cuentas y por consiguiente, tu empresa.

Gestión del ciclo de tesorería

En situaciones como la actual, el ciclo de tesorería se puede llegar a encontrar bastante desordenado y llegar a una tensión de liquidez que desemboque en una futura crisis de liquidez, en la que la empresa no disponga de los fondos suficientes para hacer frente a sus obligaciones de pago. Por lo que es vital anticiparse y prever la necesidad de financiación con tiempo suficiente.

Cómo obtener un  colchón de liquidez

Una de las mejores opciones para este momento, es hacer líquidos los cobros pendientes de materializar, esto es posible gracias a servicios de financiación de circulante como el factoring o descuento de pagarés, mediante los cuales obtienes liquidez por la actividad ya realizada de la compañía, además, en el caso del factoring sin recurso, cuentas con el beneficio adherido de estar cubierto frente a impagos.

En un contexto de incertidumbre como el actual, que no tenemos constancia de cuanto se alargará, ni que ocurrirá cuando esto pase, es importante que el colchón de liquidez sea lo más grande y confortable posible.

Operaciones de Rent Back

En este punto, otra opción sería el servicio de Rent Back, mediante el cual conviertes un activo fijo en liquidez, se trata de una operación a medio o largo plazo en la que tu empresa puede conseguir liquidez a través de tus activos.