Redacción Gedesco | 9 Agosto 2013 | Economía para todos

¿Cómo funciona el Plan PIVE que subvenciona la compra de vehículos?

El Gobierno acaba de aprobar la tercera edición del Plan PIVE, que busca la modernización del parque automovilístico de nuestro país subvencionando la compra de vehículos nuevos que sustituyan a otros con una antigüedad determinada.

Esta medida se puso en marcha el pasado 2012 y servirá, además de para actualizar el parque móvil español, para aumentar el ahorro en combustible, al poner en circulación vehículos más eficientes.

La subvención se otorga por la compra de vehículos nuevos que entren dentro de la siguientes clasificaciones:

  • Turismos con eficiencia “A” o “B” según el IDAE, hasta 25.000 euros sin impuestos
  • Turismos y VI ligeros propulsados a gas, hasta 160 g/km de CO₂, hasta 25.000 euros sin impuestos
  • Turismos de más de cinco plazas, con eficiencia “A”, “B”, “C” y hasta 30.000 euros sin impuestos
  • Turismos y VI ligeros que consuman menos de 4,5 l/100 km o 5,3 l/100 km de gasolina, eficiencia en categorías “A” a la “D”, hasta 25.000 euros sin impuestos
  • Turismos y VI ligeros eléctricos puros (sirven los de autonomía extendida) e híbridos enchufables sin límite de precio

Hay disponible una lista con los turismos y vehículos comerciales incluidos en el plan.

Hay que tener en cuenta que es indispensable para obtener la ayuda la entrega, como vehículo sustituido, de otro cuya antigüedad sea superior a diez años, en el caso de los turismos, y de siete en los comerciales.

La subvención a obtener será de dos mil euros, mil correrán a cargo de la Administración y los otros mil de la marca o del concesionario. En el caso de familias numerosas que compren un vehículo de más de cinco plazas, con un precio antes de IVA no superior a 30.000 euros, la ayuda será de tres mil euros, mil quinientos aportados por el Ministerio de Industria y otros mil quinientos por las marcas.

Es de destacar que los beneficiarios de la ayuda deberán declararla posteriormente en el IRPF. Dicha ayuda tiene la consideración de ganancia patrimonial, pero siempre en lo que compete a la parte otorgada por la Administración. En este caso la parte a cargo del fabricante se considera un descuento comercial por lo que habría que declarar sólo el 50% de la cantidad obtenida.

Para esta última convocatoria del Plan PIVE el Gobierno ha asignado una dotación de setenta millones de euros, la mitad de lo destinado a la segunda edición. El Plan estará en vigor hasta que se agoten los fondos, a la vista del ritmo del Plan PIVE 2 no parece que llegue a terminar el año.

Foto: Flickr | Txapulin

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.