Redacción Gedesco | 24 Mayo 2013 | Consejos para empresas

Cómo captar y gestionar el talento: modelo Chelsea o modelo Arsenal

Cómo captar y gestionar el talentoCon la venia del lector hoy me permitiré el lujo de hablar de fútbol. Por supuesto, de manera pertinente, pues este fenómeno cultural puede utilizarse como ejemplo para todo en la vida. Por supuesto también para el mundo de la empresa. A la hora de captar y gestionar talentos una empresa también debe seguir unas pautas y para ilustrar esas pautas, voy a analizar la política de fichajes de dos equipos londinenses, dos grandes de Europa: Chelsea y Arsenal.

Cuando una empresa es consciente de la importancia que tiene contar con unos recursos humanos eficientes y preparados, tiene una buena parte del camino al éxito hecha. Pero esos recursos hay que captarlos, acomodarlos, organizarlos, motivarlos y formarlos; y eso requiere tiempo, dinero y algún quebradero de cabeza que otro.

El modelo del Arsenal: paciencia, trabajo y valores

Una de las opciones a la hora de captar talento es buscar personas jóvenes, con proyección y darles una oportunidad. Una oportunidad en forma de confianza y formación continua para que más adelante puedan explotar todo su potencial y lo hagan plenamente identificados con la empresa que confió en ellos. Éste es el modelo del Arsenal, un club del norte de Londres famoso por contratar a jóvenes talentos y formarlos en sus instalaciones.

Es un modelo arriesgado, pero muy efectivo si se hace bien. Las empresas que apuestan por este modelo corren el riesgo de que una vez que han formado a sus trabajadores, llegue la competencia y se los arrebate ofreciéndoles mejores condiciones.

Chelsea, talento a base de grandes inversiones

Por otro lado encontramos el modelo del Chelsea, un elegante club con un dueño multimillonario que no duda en captar talento a base de talonario. El modelo del Chelsea se basa en contratar profesionales de calidad ya contrastada y de amplia experiencia en el primer nivel, ofreciéndoles unas condiciones inigualables. Este modelo sólo pueden aplicarlo empresas de tamaño considerable, pues corren el riesgo de que la inversión en captar talento no sea amortizada en los resultados finales del negocio. Hay que decir que en los últimos años el Chelsea también se ha apretado el cinturón y se ha “arsenalizado” un poco.

Afortunadamente para el espectáculo no siempre gana el mejor. En el mundo de la empresa una buena gestión del talento en el equipo de trabajo es una garantía de éxito. ¿Tú con qué modelo te quedas?

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.