Redacción Gedesco | 12 Mayo 2015

Cómo cambiar el nombre de una empresa

Cómo cambiar el nombre de una empresa

Cambiar el nombre de una sociedad limitada parece, a priori, algo sencillo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que una empresa de este tipo se encuentra sometida a una infinidad de controles a nivel presupuestario y fiscal. El nombre se recoge en el Registro Mercantil y el mismo sirve como identificación de la sociedad para cualquier otro proceso, desde su relación con la Seguridad Social para la contratación de personal, hasta la posible apertura de un expediente sancionador ante irregularidades con la Agencia Tributaria, por poner algunos ejemplos.

El problema está cuando una empresa se enfrenta a la realidad actual, basada en un mercado cambiante que puede requerir un cambio en el nombre o de domicilio social o fiscal para una mejor aceptación por parte de los clientes. Existen casos, como las empresas familiares, que se encuentran con la necesidad de cambiar su denominación social, debido a que los hijos de quien creó la sociedad limitada aportan nuevas líneas de negocio o vislumbran nuevos mercados en los que actuar.

Pongamos un ejemplo. Imaginemos que Ramón Pérez, experto en carpintería, creó una empresa hace 36 años denominada “Muebles Ramón Pérez”. Con el paso de los años sus hijos adquieren esta organización, para continuar con la labor de su padre. Pero el mercado les obliga a ampliar líneas de negocio y a focalizarse en decoración de interiores de lujo, puesto que han detectado una oportunidad en ese sentido. Probablemente, para poder atajar convenientemente el nuevo mercado, necesitarán cambiar su denominación social. ¿Encargaría Cristiano Ronaldo el rediseño de su mansión a “Muebles Ramón Pérez”?

La internacionalización es otra de las causas que está generando nuevas necesidades en lo que a cambios de nombre se refiere. Muchas sociedades están ampliando mercados geográficos, lo que puede requerir de nombres más internacionales o en otros idiomas.

Cambiar la denominación social paso a paso

  • En primer lugar, se debe convocar una Junta General Extraordinaria, que debe incluir entre los puntos a tratar el cambio de nombre.
  • Como hemos comentado, el Registro Mercantil es el lugar en donde se tienen ‘fichadas’ a las empresas. Por lo tanto, este es el primero lugar al que debemos acudir para comunicar la decisión que ha tomado la Junta de la Sociedad Limitada. Dentro del Registro Mercantil, y una vez comprobado que el nuevo nombre no está ya inscrito, se procederá a entregar la escritura pública que recoge el cambio de nombre. Quedará así inscrito en el Registro Mercantil.
  • La siguiente entidad que debe ser comunicada ante un cambio de este tipo es la Agencia Tributaria. Allí debemos presentarnos con el modelo 036, junto a una copia de la escritura que certifica que se ha procedido al cambio de denominación social.
  • Y, por último, se debe comunicar este cambio a la Seguridad Social.

Cuando cambia el nombre de una empresa no es necesario modificar nada más. La identificación fiscal, así como los códigos de cotización a la Seguridad Social, se mantienen. En el caso de un contrato de arrendamiento no será necesario renovarlo con la nueva razón social. Tanto el nuevo nombre, como el anterior, están ya registrados, quedando plenamente identificado y claro de qué sociedad se está hablando en el mencionado contrato.

Para las gestiones con el Registro Mercantil, el interesado debe saber que el cambio de nombre de una empresa puede realizarse por correo ordinario en el Registro Mercantil Central. La gestión también puede realizarse por Internet, a través de la dirección www.rmc.es, donde se podrá solicitar un certificado para el mencionado cambio de nombre.
Otros posts: Ejemplo práctico de Confirming

Este artículo pertenece a la categoría: