A pesar del confinamiento decretado por el Gobierno en España para hacer frente al COVID-19, hay algunos sectores económicos, como por ejemplo el sector de la construcción, que siguen funcionando tanto las obras públicas como privadas.

Existen varias inquietudes en este sector:

La primera es la relacionada con la salud, ya que muchos empleados de dicho sector no cuentan con las medidas necesarias de prevención e higiene y no pueden mantener la distancia de seguridad recomendada.

Madrid y Barcelona ante esta situación, han lanzado campañas de inspección, para vigilar que todas las obras cumplan con lo establecido e intervenir si detectan que se incumple alguna medida.

La otra inquietud está relacionada con lo económico, ya que muchas empresas relacionadas con la construcción se tienen que enfrentar a una caída de la demanda, una escasez de suministros debido al cierre de fronteras y dificultades a la hora de hacer frente a los pagos.

De hecho uno de los principales problemas que sufre este sector es la alta morosidad a la que tienen que hacer frente las empresas. Los prolongados periodos de pago que se dan en el sector dificultan la estabilidad de dichas empresas.

Ante esta problemática y para minimizar los efectos negativos que están sufriendo sus clientes, algunas promotoras han decidido aplazar el cobro de los próximos pagos a cuenta de aquellos clientes que así lo soliciten.

Pero esto no es suficiente, algunas asociaciones empresariales están solicitando rápidos mecanismos que ayuden a las empresas, en especial a pymes y autónomos, a garantizar la liquidez.

Las empresas del sector de la construcción, pueden encontrar en Gedesco, la financiación que necesitan, anticipando el pago de sus facturas tanto del sector público como privado con el servicio de Factoring. Por otro lado también pueden solicitar una línea de Confirming para para pagar a sus proveedores sin coste alguno para la empresa que emite el Confirming y con la ventaja de poder obtener descuentos por pronto pago por parte de dichos proveedores.

De esta forma únicamente se tendrán que preocupar de garantizar los recursos necesarios para mantener intacta la salud de sus trabajadores y clientes.