Redacción Gedesco | 20 Mayo 2016

¿Un código de pronto pago para empresas?

¿Un código de pronto pago para empresas?

La morosidad es uno de los principales problemas de las empresas. En España, según el último análisis presentado por la Confederación de la pequeña y mediana empresa, el periodo medio de pago es de 79,7 días, dentro del ámbito privado. Esto significa que las empresas pagan 19 días más tarde del límite máximo que marca la Ley (60 días).

Pongamos como ejemplo que usted es un trabajador asalariado de una empresa, que realiza sus trabajos durante el mes. Y, al finalizar ese mes, y al llegar la fecha habitual en la que usted cobra la nómina, la empresa le dice que en lugar de abonarla en ese momento, lo hará casi tres meses después. ¿Toleraría esa situación? ¿Cómo le afectaría a sus finanzas personales a la hora de abonar un alquiler, una hipoteca o una letra pendiente?

Pues esta es la situación que viven actualmente muchas empresas españolas, incapaces de reducir de forma drástica unos periodos de pago que, cuando son tan elevados, ralentizan el crecimiento de las organizaciones y, en consecuencia, impiden una mejora general de la economía (lo que facilitaría la creación de más puestos de trabajo). Las consecuencias, por tanto, son claras, y en otros países se están llevando a cabo iniciativas para cortar de raíz este problema.

Es el caso de Reino Unido, quien puso en marcha un código de pronto pago. A través de él, las empresas que sí abonen las facturas pendientes dentro del plazo legal establecido, contarán con un código que les acredita como entidad que paga en los plazos establecidos. Es una opción interesante, puesto que otras empresas sabrán que están ante una entidad seria, que cumple los plazos y con la que se podrá establecer una relación comercial adecuada y de confianza en el largo plazo.

Tolerancia a la morosidad en España

Resulta curioso como otros países reclaman medidas como la implantada en el Reino Unido, cuando tienen un problema mucho menor que España, en lo que a morosidad se refiere. La última noticia en este sentido, nos viene desde Australia. Allí existe una Asociación que agrupa y defiende los intereses de la pequeña y mediana empresa (COSBOA). Pues bien, esta agrupación ha reclamado urgentemente la aplicación de medidas como el código de pronto pago, con el objetivo de que se reduzca este periodo, y se pueda alertar y conocer con facilidad a aquellas empresas que paguen a tiempo.

Lo más curioso es que las empresas australianas están exigiendo con fuerza estas medidas, cuando la media de pago en aquel país se encuentra en 50 días. Es decir, lo que en España está considerado como legal, en Australia es considerado como algo inadmisible. Algo sobre lo que hay que intervenir con urgencia, con el objetivo de mejorar la economía y la salud del tejido empresarial, a través de la implantación del código de pronto pago.

Sello “Págame en los plazos legales”

En España, se ha propuesto una iniciativa similar por parte de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad. Nos referimos al sello “Págame en los plazos legales”. Un distintivo que las empresas que lo deseen pueden incluir en las facturas que envían a sus clientes, con la intención de recordar al pagador la importancia de abonar las facturas en el menor plazo posible.

Como continuación de la iniciativa, dicha asociación también ha trabajado un documento en el que se explica la legislación en materia de pagos en España, y la importancia de pagar dentro de los plazos establecidos por la Ley. Documento que recomiendan incluir junto a la factura.

Existen soluciones financieras que permiten reducir el impacto de un impago. Con el factoring, es posible adelantar el cobro de las facturas desde el momento en el que se emiten, puesto que una entidad financiera adelantará el dinero correspondiente, haciéndose poseedora de los derechos de cobro derivados de esa factura.

Otros artículos:

Este artículo pertenece a la categoría: