descontamos pagarés de esta empresa
Redacción Gedesco | 9 Octubre 2013 |

Claves del éxito de Linkedin

Captura linkedin.com

Cuando se cumplen diez años de su lanzamiento, Linkedin parece asentarse como la tercera en discordia de entre las redes sociales de ámbito global. Aunque el concepto y el propósito difiera mucho de los de Twitter y Facebook, el modelo de negocio de Linkedin se concibió muy similar a los de éstas. Pero esto cambió en 2009: ahora el grueso del negocio son los datos de los usuarios para empresas y después la publicidad. Linkedin también ofrece una suscripción de pago, que es su tercera fuente de ingresos.

Para todos aquellos que no pertenecen a los 225 millones de usuarios de la web, tenemos que puntualizar que Linkedin es una red social de carácter profesional. Es decir, funciona como una red social al uso, pero el objetivo de sus usuarios es contactar con otros usuarios con los que establecer relaciones profesionales, ya sea para encontrar trabajo o para que las empresas tengan un sitio al que acudir en busca de talento.

Una nueva manera de hacer las cosas

El creador de Linkedin fue el norteamericano Daniel Nye, un visionario que dejó la dirección de la compañía en 2009, después de llevarla al éxito. Su actual consejero delegado es Jeff Weiner, a quien la revista Forbes ha bautizado como el anti-Facebook. Pero, ¿está realmente justificado este apodo? ¿Son los modelos de negocio de Facebook y Linkedin tan diferentes? Realmente no, pero quizá sea la imagen de ambas compañías la que marque la diferencia.

También difieren sus resultados en bolsa. Linkedin empezó a cotizar en Wall Street en mayo de 2011 y desde entonces sus acciones, que salieron con un valor de 45 dólares, se han revalorizado un 64 %. Según cálculos de la compañía, en el año 2013 facturarán 895 millones de dólares, de los cuales 70 serán beneficios. Y es que Weiner dio un giro al modelo de negocio de Linkedin, que empezó a funcionar como una herramienta de búsqueda para los departamentos de recursos humanos de las empresas.

Cambio de modelo de negocio y dilema moral

Este tipo de servicios ha llegado a ser muy lucrativo para Linkedin. Y esto ha sido así porque a muchas empresas les ha convencido la idea. Viendo que no hay duda sobre la eficacia del nuevo modelo de negocio de Linkedin, la duda de muchos usuarios es moral. Evidentemente, cualquier persona que se da de alta en Linkedin acepta las condiciones, pero ¿hasta qué punto no se vulneran derechos de privacidad a través de la venta de datos profesionales?

Sin embargo, este modelo es el que ha multiplicado por 10 los usuarios de Linkedin en los últimos cinco años, ayudando a encontrar trabajo de una manera más directa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.