descontamos pagarés de esta empresa
Redacción Gedesco | 2 Abril 2015 |

El caso de éxito de New Balance

El caso de éxito de New Balance

El mundo del calzado deportivo se ha visto invadido por la última revolución en el mercado: las New Balance. Estas deportivas se han puesto de moda en nuestro país y en buena parte del mundo en los últimos meses pero sus orígenes se remontan a principios del siglo XX en Massachussetts.

William J. Riley era un inmigrante ingles de tan solo 33 años con un objetivo: ayudar a las personas que padecían problemas en los pies. Para ello, decidió fabricar unos primeros arcos de soporte para el empeine además de unos zapatos ortopédicos especializados.

Este emprendedor se asoció con su representante, Arthur Hall, en 1934 y empezaron a vender sus productos a los policías y otras personas que ejercían su jornada laboral de pie. Así fue como comenzaron a saborear los primeros éxitos de ventas.

Veinte años más tarde Hall optó por vender este negocio a Eleanor y Paul Kidd, hija y yerno, respectivamente. Ambos continuaron con el negocio familiar, siendo la principal fuente de ingresos la venta de arcos de soporte y calzado ortopédico. Pero la innovación de este negocio dejó huella en 1961 con la fabricación de las zapatillas “Trackster”, el primer calzado del mundo fabricado con suela serrada.

Este “boom” del calzado se convirtió en éxito de ventas entre entrenadores de universidad y profesionales de fitness. Asimismo, en la década de los 60, el éxito de las New Balance como fabricantes de calzado innovador de alto rendimiento fue máximo gracias al ‘boca a boca’ y a algunas promociones de campo.

El día que se celebraba la maratón de Boston de 1972, Eleanor y Paul Kidd decidieron vender el negocio a Jim Davis, quien apostó por incrementar los valores de la empresa con tres premisas: ajustes, prestaciones y manufacturación. Con la incorporación de Anna Davis al negocio familiar en 1978, la marca comienza a crear una cultura para los usuarios de ‘NB’ que abarca hasta la actualidad.

A día de hoy, la firma cuenta con fábrica propia en Inglaterra. Uno de cada tres pares de zapatillas se venden en el mercado europeo. En el caso de España, muchos corredores profesionales tienen colgadas sus New Balance en sus casas, convirtiéndose en una pieza fundamental de su indumentaria.

Foto | Web oficial de New Balance

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.