Redacción Gedesco | 27 Julio 2016

Cambios en el Impuesto de Sociedades para 2017

Cambios en el Impuesto de Sociedades para 2017

El Impuesto de Sociedades es una tasa que grava la renta sobre los sujetos pasivos, cualquier sociedad o entidad jurídica, que resida en España. Estos sujetos pasivos tienen que declarar el Impuesto sobre Sociedades aunque no desarrollen actividades en el periodo en que se aplica el Impuesto. También lo declaran aunque no obtengan rentas sujetas a dicha tasa.

En España existe este tipo de Impuesto sobre Sociedades, pero en el País Vasco y la Comunidad Foral de Navarra se aplica según el régimen de Convenio y el régimen de Concierto Económico.

El tipo de Impuesto de Sociedades y los sujetos pasivos

El Impuesto sobre Sociedades es un tipo de Impuesto directo y de naturaleza personal. Esto se debe a las circunstancias personales de las sociedades y demás entidades jurídicas que tienen que hacerle frente.

Los sujetos pasivos que tienen que pagar el Impuesto sobre Sociedades, cuando residen en España, son:

  • Sociedades mercantiles. Personas jurídicas que se incluyen en las civiles a no ser que tengan objeto mercantil. En 2015 las sociedades civiles no estuvieron sujetas al Impuesto sobre Sociedades debido a su continuación en el régimen de atribución de rentas del IRPF.
  • Todas las sociedades agrarias de transformación. También los fondos de inversión y las Uniones Temporales de Empresas (UTE), los fondos de capital riesgo, de pensiones, de regulación del mercado hipotecario, de titulación hipotecaria, determinados fondos de titulación de activo, fondos de garantía de inversiones, fondos de activos bancarios y comunidades titulares de montes vecinales en mano común.

Subida del Impuesto sobre Sociedades

Luis de Guindos, Ministro de Economía en funciones, anunció los pasos para recaudar 6 mil millones de euros, gracias a una modificación del tipo de pago en el IS. Esta medida pretende acabar con el déficit público mediante el adelanto del pago de las empresas de parte de este Impuesto sobre Sociedades.

La cuestión es que las entidades económicas van a tener que adelantar el pago según un porcentaje establecido por el Ministerio de Economía. Un mínimo que, a final de año, se devolverá si alguna empresa paga de más. Según diversas informaciones, se estima que adelantar el pago del impuesto, que se establecerá en un 20%.

Si al final del año, en el ajuste, se ve que pagaron de más, se les devuelve la deducción. Esta medida, como ya hemos mencionado, pretende obtener 6 mil millones de euros en el corto plazo.

No obstante, es necesaria una reforma legal para poder llevar a cabo esta medida. Ahora mismo el gobierno está en entredicho y España lleva más de medio año con una presidencia en funciones, por lo que un acuerdo en este tema económico parece difícil.

En los 6 mil millones que se pretenden recaudar, se fijaría una cifra siempre y cuando se respete el umbral en la declaración de las entidades. Así las cosas, el aumento en el Impuesto sobre Sociedades no se presenta como tal, sino más bien como un adelanto en el pago o en la retención. Las empresas financiarían en este sentido al Estado al producirse el efecto contrario en el pago a cuenta.

En cualquier caso, esta medida se aplicaría con efectos del ejercicio de un año completo, por lo que no se contabilizarían todas para el déficit de este año 2016. El Ministro también alega que, según las previsiones del Tesoro, el país se ahorra de esta forma el pago de 1.500 millones de euros adicionales en intereses de la deuda.

Este artículo pertenece a la categoría: