descontamos pagarés de esta empresa
Redacción Gedesco | 17 Octubre 2013 | Casos de éxito

Bodegas Torres, el apellido que ha conquistado las mesas de todo el mundo

Captura página web Bodegas Torres

Hoy es una de las empresas españolas con más presencia en el ansiado mercado chino. Pero el camino al éxito de las Bodegas Torres tiene un recorrido de más de 140 años. Como tantas otras empresas del sector agroalimentario, no ha perdido su carácter familiar. Pese al paso de los años, las bodegas todavía están vinculadas al apellido del fundador, Jaime Torres.

Jaime Torres montó junto a su hermano una explotación vinícola allá por 1870 en Villafranca del Pendés. En 2013 la familia Torres posee extensiones de viñedo en las denominaciones de origen de Conca de Barberá, Toro, Jumilla, Ribera del Duero, Priorato y Rioja, además de una explotación vinícola en Chile y otra en California.

Un revés convertido en oportunidad

La bodega, que por entonces tenía la cuba más grande del mundo, quedó destruida en la Guerra Civil, pudiendo pensar que sería el fin de la saga. Sin embargo, el tercero de los Torres, Miguel, la reconstruyó y empezó a comercializar el vino en botellas etiquetadas, en lugar de hacerlo a granel, la manera tradicional. Esto hizo que la marca Torres empezara a llegar a cada vez más mesas con su sello de identidad.

En la década de los 40 los vinos de Bodegas Torres cruzan el Atlántico y empiezan a comercializarse en Estados Unidos, al mismo tiempo que la familia empieza a adquirir viñedos fuera de Cataluña. Otra de las constantes de Bodegas Torres, además de su vocación internacional, ha sido su decidida apuesta por la innovación en todos los procesos de viticultura y enología.

Expansión internacional y consagración

En los 70 la familia Torres se extiende por Chile y Estados Unidos y sus vinos llegan a Alemania. Y en 1997, gracias a una Joint-Venture con un socio local, Bodegas Torres entra en el pujante mercado chino, una operación que, solo dos años después, le aupó al primer puesto en el ranking de bodegas españolas. Su labor en este sector se ha visto reconocida por varios premios internacionales.

El secreto del éxito de Bodegas Torres ha sido el de no perder esa esencia de empresa familiar (actualmente en la cuarta generación), pero con un compromiso por la calidad del producto. Esa calidad se persigue controlando e innovando en todas las fases del proceso, desde el cultivo de la vid hasta el embotellado y el transporte del vino a los puntos de venta. Unos puntos de venta que se pueden encontrar en 140 países.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.