Redacción Gedesco | 5 Octubre 2015 | Consejos para empresas

Beneficios fiscales y laborales de contratar una persona con discapacidad

Beneficios fiscales y laborales de contratar una persona con discapacidad

 

Los discapacitados tienen una menor tasa de absentismo laboral. Así lo certifica el Informe sobre absentismo que ha realizado la empresa de recursos humanos Adecco, que pone de manifiesto que la discapacidad no es una causa que aumente el absentismo laboral. Más bien todo lo contrario. Mientras que la incidencia de absentismo media se sitúa en el 10,4%, en el caso de empleados con algún tipo de discapacidad esta tasa cae hasta el 6,3%. Es decir, los trabajadores que no tienen reconocida discapacidad alguna faltan más al trabajo que los que sí la tienen.

En este sentido, el informe traza el perfil general de los trabajadores discapacitados. Se caracterizan por tener unos valores comunes relacionados con el esfuerzo, el afán de superación o la capacidad de sacrificio. Son trabajadores  fieles, con sentimiento de pertenencia a la empresa desde el primer momento, aportando una gran estabilidad.

Esto se debe, en cierto modo, a la sensación de gratitud que experimenta este perfil profesional, al sentirse valorado e importante para una organización que le reconoce su esfuerzo e implicación como lo que es: un trabajador más de la empresa. Además, generan una mayor productividad y eficiencia en el resto de miembros del equipo. Si trasladamos los valores anteriormente comentados a un entorno empresarial, el resto de compañeros se muestra más implicado en el proyecto y se produce un ambiente de mayor estabilidad. A pesar de todo, la tasa de actividad de las personas con discapacidad sigue siendo muy baja, en torno al 36%.

Beneficios fiscales para las empresas

Por otro lado, las empresas reciben incentivos y beneficios fiscales por contratar personas con discapacidad. Tras la puesta en marcha del “Contrato indefinido a personas con discapacidad“, las compañías pueden beneficiarse de diferentes ayudas y subvenciones, en función del perfil del discapacitado:

  • Se otorga a la empresa una subvención de 3.907 euros por cada contrato a tiempo completo que se firme. En los casos en los que el contrato sea a tiempo parcial, la ayuda se reduce de manera proporcional a la jornada.
  • También se conceden bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social. Para un contrato a tiempo completo de una persona discapacitada, la empresa podrá recibir bonificaciones entre 4.500 y 5.350 euros al año si es menor de 45 años, y a una bonificación de 5.700 euros al año para los mayores de 45 años. En caso de contrato a tiempo completo de trabajadores con una discapacidad severa se descontarán entre 5.100 y 5.950 euros al año si son menores de 45 años, y 6.300 euros si es mayor de 45. Si en lugar de ser a tiempo completo, es a tiempo parcial, la bonificación quedará establecida por la argumentación de la Ley 43/2006.
  • Las empresas también se beneficiarán de una subvención para la adaptación de puestos de trabajo, eliminación de barreras o dotación de medios de protección personal de hasta 901,52 euros. Además, una deducción de la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades en la cantidad de 6.000 euros por cada persona al año de incremento del promedio de la plantilla de trabajadores con discapacidad.

Requisitos para poder beneficiarse de las bonificaciones

Para que una empresa pueda beneficiarse de estas ayudas, deberán cumplir una serie de requisitos:

  • Estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones con Hacienda y la Seguridad Social, ya sea en la fecha de alta de los trabajadores, como en la aplicación de las bonificaciones que le hayan correspondido.
  • No debe haber sido excluida del acceso a los beneficios       de los programas de empleo por infracciones muy graves no prescritas.
  • Aquellas empresas que hayan realizado despidos declarados o reconocidos como improcedentes, o un despido colectivo de contratos bonificados tampoco podrán beneficiarse de las bonificaciones, y estarán excluidas durante 12 meses de estos programas de ayudas.

Otras noticias de interés

  • Cómo actuar cuando no nos paganCómo actuar cuando no nos pagan Los impagos. Un problema de muy difícil solución y que genera un gran perjuicio para la empresa o autónomo que lo sufre. Incidimos especialmente en este colectivo, y en el de las […]
  • El problema de los intereses de demoraEl problema de los intereses de demora España es uno de los países de la Unión Europea con mayor índice de morosidad. Las empresas españolas se enfrentan a una demora de 95 días de media en los periodos de cobro de las […]
  • Ventajas de la factura electrónicaVentajas de la factura electrónica Las facturas electrónicas están ganando terreno a los procesos de facturación en papel. Uno de los principales motivos es que las facturas electrónicas permiten reducir los costes […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.