Redacción Gedesco | 16 Octubre 2015 | General

Balance de la situación financiera actual de la pyme en España

Balance de la situación financiera actual de la pyme en España

Según el último estudio sobre el diagnóstico financiero de la empresa en España, elaborado por CEPYME y EADA Business School, las ventas de las pequeñas y medianas empresas de nuestro país crecieron durante el año pasado, lo que sin duda es una buena noticia. Aunque, mirando estas cifras con perspectiva, lo cierto es que todavía nos encontramos lejos de las ventas que se registraban en los periodos anteriores a la crisis. En concreto, estamos casi un 8% por debajo de las obtenidas entonces.

Este informe se ha realizado tomando como base 700 empresas y ha revelado cómo las empresas han mejorado con respecto al periodo anterior, no sólo en los niveles de ventas, sino también en los beneficios, la rentabilidad, la financiación o la morosidad.

El profesor de finanzas de EADA Business School, Rafael Sambola, y la vicepresidenta de CEPYME y presidenta de Fepime, Mª Helena de Felipe han sido los encargados de presentar el estudio en Barcelona.  Sambola, aseguró que los datos ponen de manifiesto un cambio de tendencia económica, aunque aún no se haya recuperado todo lo perdido durante la crisis. Las ventas en las empresas han crecido por primera vez en cuatro años, pero aún deben subir más. Por su parte, De Felipe destacó que la mejora de la economía se refleja en los principales indicadores, aunque insistió en que no se debe olvidar que aún hay pymes en las que estas mejoras no se han apreciado, y más “del 30% de las empresas han visto como su facturación se ha reducido”.

Sin embargo, se puede ser optimista en lo que a rentabilidad se refiere. En el año 2014, este indicativo económico ha alcanzado el 6,1%, y, aunque aún está alejado del 9% que se dio en 2010, ha superado con creces los datos de los dos años anteriores. También se observa una tendencia al alza en las exportaciones. En líneas generales, las empresas que exportan sus productos o servicios fuera de nuestro país, consiguen mejorar sus ventas, consiguen una mayor rentabilidad y reducen los niveles de morosidad.

Las empresas se muestran optimistas de cara a las cifras de este año. El 85% de las ellas considera que 2015 será igual o mejor que el año pasado, y las preferencias de estas compañías están encaminadas a mejorar la rentabilidad, invirtiendo más y no reduciendo gastos. De esta manera, la reducción de costes ha descendido en la lista de prioridades hasta el séptimo nivel, y solo el 22% de las empresas lo tiene como una gestión a adoptar.

El empleo también tiene buenas previsiones, según este estudio, ya que el 32% de las compañías prevé aumentar la plantilla. Comparándolo con el año anterior, esta cifra es más del doble (el 15% de las empresas).

La morosidad, uno de los problemas principales

La morosidad sigue siendo uno de los problemas principales de las empresas. En concreto, las pymes son las más afectadas, y un tercio de las encuestadas para el estudio, asegura que encuentran dificultades para acceder al crédito. A pesar de ello, la morosidad empresarial, aunque ligeramente, ha mejorado en el último trimestre del pasado año. Pero aún son 7 de cada 10 facturas las que se siguen pagando con retraso.

Los plazos del crédito comercial en mora se han reducido de los 82,6 días a 81,5 en el último trimestre, pero aún continúa lejos de los 60 días que marca la ley. Además, la morosidad de dudoso cobro continúa en niveles muy elevados y España registra una tasa de morosidad tres veces superior a la media europea, por lo que, a pesar de las mejoras, la morosidad de posiciona como una de las prioridades a mejorar en la economía española.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.