La prestación por maternidad está formada por la prestación económica y la baja por descanso. Durante la prestación por maternidad, puedes solicitar la baja por descanso tanto por maternidad, acogimiento o por tutela de un familiar. Una vez te des de baja por descanso, deberás notificarlo a la Seguridad Social en los siguientes 15 días, sino, no recibirás la prestación.

Aunque la prestación por maternidad es un derecho recogido dentro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, las trabajadoras autónomas deben cumplir algunos requisitos de cara a tener las mismas condiciones y prestaciones por maternidad que una trabajadora asalariada:

1. Cumplir con todas las obligaciones legales. Debes estar dada de alta tanto en Hacienda como en la Seguridad Social y al estar al día con los pagos mensuales de la cotización.

2. Período mínimo de cotización. Dependiendo de la edad que se tenga se deberá cotizar un mínimo para poder recibir la prestación por maternidad.

a. Mayores de 26 años: al menos 180 días cotizando en los últimos 7 años, o 360 días cotizando a lo largo de su vida laboral

b. Mujeres entre 21 y 26 años: al menos 90 días cotizando en los últimos 7 años, o 180 días cotizados a lo largo de su vida laboral.

c. Mujeres menores de 21 años: no hay un mínimo de días cotizados

Las prestaciones tienen una duración de 16 semanas ininterrumpidas desde que comienza el periodo de descanso. Las 6 primeras semanas deben de ser disfrutadas por la madre. A partir de ahí, las siguientes 10 semanas pueden ser transferidas al otro progenitor. La prestación económica será del 100% de la base de cotización y con una bonificación también del 100% en la cuota de autónomo durante el tiempo que dure el permiso.

Antes del parto, aumentar la cuota de autónoma.

Se suele recomendar que si el embarazo es planificado se aumente 6 meses antes la cuota de autónoma. De esta forma, tendrá una cobertura mayor durante la baja por maternidad. Para calcular los ingresos que le quedarán a la mujer cuando coge la baja, hay que sumar las bases imponibles por las que haya cotizado en los seis últimos meses y dividirlo entre 180. La ayuda se percibe en un máximo de 16 semanas. Asimismo, la ley actual contempla bonificaciones de las cuotas de la Seguridad Social para mujeres en baja maternal. Así es como se debe seguir el procedimiento de subsidio por riesgo durante el embarazo:

1. Solicitar al Servicio Público de Salud un informe médico. Para el riesgo durante el embarazo también es válido un informe de la matrona.

2. Cumplimentar la declaración sobre la situación de riesgo de la actividad en relación con el estado de embarazo o lactancia.

3. Acreditar encontrarse al corriente del pago de cuotas

4. Cumplimentar la declaración sobre la situación de actividad (Impreso con la declaración de situación de actividad)

5. Cumplimentar la solicitud oficial en modelo normalizado (Impreso de solicitud del subsidio por riesgo durante el embarazo o la lactancia natural)

6. Los servicios médicos de la Mutua certificarán que las condiciones de la actividad desarrollada influyen negativamente en tu salud de la trabajadora y/o la del feto.

El derecho al subsidio empieza al día siguiente que los servicios médicos de la Mutua emitan el certificado médico. Los efectos económicos serán desde la fecha del cese efectivo en la actividad profesional correspondiente.

Sustituciones de apoyo

La sustitución de apoyo es una de las particularidades de la prestación por maternidad para las autónomas. En este caso, al darte de baja, si contratas a alguien a tiempo completo, puedes deducirte el 100% de las cuotas de la Seguridad Social.