Redacción Gedesco | 8 Octubre 2016

Nuevas ayudas vigentes para autónomos en Galicia

Bonificaciones para los empresarios gallegos

Con el objetivo de fomentar las altas de nuevos autónomos y la apertura de nuevos negocios, los gobiernos territoriales lanzan una serie de ayudas y bonificaciones para que los trabajadores autónomos y empresarios puedan beneficiarse de ellas, y los inicios sean más sencillos para ellos.

En concreto, en la Comunidad Autónoma de Galicia, acaban de publicar las ayudas que a día hoy están vigentes para que los profesionales autónomos y empresarios puedan acceder a ellas. A continuación, explicamos en qué consiste cada una de ellas. Finalmente procederemos a explicar soluciones alternativas a estas y otras ayudas regionales, que están basadas en muchas ocasiones en la concesión de créditos coordinados por instituciones públicas. Aunque es una ayuda interesante, también es conveniente valorar otras alternativas de financiación para poner en marcha una empresa. Opciones que también valoraremos tras analizar los siguientes incentivos presentados en Galicia:

Microcréditos para microempresas gallegas

Consiste en una bonificación de los costes de las inversiones que realicen las microempresas en Galicia. Aquellas microempresas que tengan una financiación con una entidad bancaria para realizar inversiones en su negocio, podrán beneficiarse de esta bonificación, siempre que el préstamo sea igual o inferior a 25.000 euros. La ayuda consiste en el tipo de interés de 1,5 puntos porcentuales, o un 0,5% adicional en caso de el caso de emprendedores o proyectos del sector industrial. También un 15% sobre el tramo de préstamo que debe financiar activos fijos y en la comisión del aval financiero.

Para poder beneficiarse de ello, la entidad financiera deberá estar adherida al convenio de colaboración firmado al efecto, con fondos del ICO de las Líneas ICO-Empresas y Emprendedores 2016, ICO-Garantizaba SGR/SAECA 2016, o con fondos de la propia entidad financiera, siempre que estén avalados por una SGR.

Las empresas que pueden beneficiarse de esta ayuda deben ser autónomos o consideradas microempresas, es decir, una persona física o jurídica que tenga menos de 10 trabajadores, una cifra de negocios anual o balance inferior a los 2 millones de euros, y que cumpla el criterio de independencia. También podrán beneficiarse aquellas personas físicas, agrupaciones de personas físicas o jurídicas, las comunidades de bienes u otro tipo de unidad económica que puedan llevar a cabo las actividades.

Bonificación de los costes de financiación para pymes

En este tipo de ayuda, los créditos son iguales o superiores a los 25.000 euros, con un máximos bonificable de 100.000 euros para el tipo de interés, y de 500.000 euros para la comisión de aval.

La ayuda en el tipo de interés es de 1,5 puntos porcentuales, con carácter general, y con un 0,5% adicional en el caso de emprendedores o proyectos industriales. Por otro lado, se ofrece una ayuda a la comisión del aval financiero, calculándola del mismo modo que la ayuda al tipo de interés.

Se pueden beneficiar de esta bonificación aquellos autónomos, microempresas o pequeñas o medianas empresas, sea cual sea su forma jurídica. También las personas físicas, agrupaciones de personas físicas o jurídicas, las comunidades de bienes o cualquiera otro tipo de unidad económica o patrimonio separado que puedan llevar a cabo las actividades. Es indispensable que las empresas realicen una actividad empresarial en un centro de trabajo, objeto del proyecto de inversión, localizado en la Galicia.

Préstamos para pymes y microempresas gallegas

El objetivo de esta ayuda es potenciar las inversiones en Galicia, de manera que la región crezca y sea más competitiva. Está dirigida especialmente a las pymes de menor dimensión. La inversión financiable debe ser menor a los 70.000 euros. Estos préstamos, aportados por el Igape tendrán un plazo mínimo de amortización de 2 años y un máximo de 11 años, y se reembolsaran a través de cuotas trimestrales, sin que se pueda superar la vida económica y técnica de los bienes financiados. Es posible establecer un plazo de carencia máximo de 1 año. Para poder acceder a esta financiación se debe cumplir lo siguientes requisitos:

  • Ser pyme o microempresa
  • Realizar un proyecto en la Comunidad Autónoma de Galicia.
  • Que la actividad empresarial no sea una de las excluidas en las bases.
  • Destinar el 30% de la contribución financiera a la inversión, que el 25% esté exento de apoyos públicos, y que los impuestos indirectos sean con recursos propios o mediante financiación externa.

Subvenciones para las siguientes actividades

  • Realización de auditorías energéticas
  • Implantación de sistemas de gestión, movilidad alternativa y proyectos de ahorro.
  • Eficiencia energética en las empresas del sector industrial y de servicios.

Plan Foexga

Ayudas a las pymes de Galicia para lograr la internacionalización real y fomentar la comercialización de sus bienes y servicios en los mercados exteriores.

Además de estas, las empresas pueden valorar opciones de financiación alternativa, basándose en su valor corporativo real, y sin añadir riesgos bancarios ni sumar CIRBE. Una de las más eficaces es el factoring. Nos permite ceder las facturas pendientes de cobro a una entidad, la cual nos adelantará el dinero correspondiente, menos una cantidad en concepto de adelanto y gestión del cobro final. De este modo, evitamos uno de los principales problemas del tejido empresarial: el retraso en los pagos.

Puede resultar realmente complejo iniciar una actividad y ver cómo nuestros primeros clientes se demoran 60 o 90 días en pagarnos (la media nacional de pago entre empresas oscila en torno a los 80 días). Esta rémora, puede compensarse con el mencionado factoring, que permitiría reducir estos tiempos de pago al mínimo, manteniendo el equilibrio de caja y facilitando la liquidez necesaria para los primeros pasos de un negocio.

Este artículo pertenece a la categoría: