Redacción Gedesco | 24 Noviembre 2014 | Consejos para empresas

Los pasos para conseguir aumentar la facturación en tu pyme

facturación-ventas-pymes-proveedores-clientes-ecommerce-promociones

Simplificando, aumentar la facturación no es más que aumentar los ingresos que obtienes a través de las ventas. ¿No es más? ¡Ni que fuera tan sencillo! Por supuesto que no lo es, pero sí hay algunos consejos que pueden ayudarte.

El primer paso para poder conseguir ese ansiado aumento de las ventas es pensar en todos los factores que estén relacionados para que una venta se produzca y cómo puedes mejorarlos para que te ayuden a mejorar tu facturación: proveedores, productos, trabajadores y clientes, todos ellos intervienen de manera directa o indirecta en el proceso de venta. Vamos a centrarnos en los tres factores internos en los que puedes incidir de manera más directa.

Selecciona bien lo que ofreces

En primer lugar, es fundamental que los productos y servicios que ofrezcas tengan una característica que le aporte ese valor añadido tan importante para mejorar la facturación. Si ofreces productos de menos calidad a los que los compradores pueden encontrar en cualquier otro lugar o de la misma calidad pero a un precio mayor, será muy complicado que tus ventas sigan una tendencia creciente, sino todo lo contrario.

En este sentido, tienen mucho que ver los proveedores con los que cuentes, ya que a fin de cuentas son el material o los productos necesarios para poder ofrecerles después el mejor de los servicios a tus clientes. Llegados a este punto, en tu empresa, ¡no te dejes guiar únicamente por los sentimientos! Por mucho tiempo que lleves con un proveedor, si este se ha quedado obsoleto o te ofrece menos calidad a mayores precios, ¿por qué continuar? Si no piensas tú en tu negocio, nadie más lo hará.

Los trabajadores, el último eslabón para aumentar la facturación

Pero a fin de cuentas los que dan la cara a la hora de ofrecer tus productos o servicios son tus trabajadores. Son ellos los que, ya sea en una tienda de toda la vida, en una e-commerce, por vía telefónica, telemática o en persona, dan la imagen de tu negocio y se encargan de culminar el proceso de venta. Sin duda, lo que ofrezcas tiene que tener unas características determinadas que lo hagan atractivo, pero un empleado puede conseguir que el comprador dé ese empujón definitivo o se vaya por el mismo sitio por el que ha venido.

Son motivos de peso para tener a tus empleados motivados y en un buen clima de trabajo, ¿no te parece? Pues bien, nadie mejor que ellos saben cómo pueden sentirse mejor en el trabajo, así que pregúntales y dialoga con ellos, seguro que se pueden sacar adelante algunas de sus peticiones. Aparte de un buen clima de trabajo, otros mecanismos que pueden ayudar a que tus empleados te ayuden a aumentar la facturación puede ser otorgar algún tipo de incentivo o gratificación que vaya aparte del sueldo cuando se llegue a un umbral de ventas o poner en marcha sistemas de venta por objetivos.

Por último, y aunque sea un factor que no depende de ti plenamente, los clientes son esenciales, por lo que deberás intentar no perder los que ya tienes utilizando técnicas de fidelización, a la vez que intentas captar otros nuevos con ofertas y promociones.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.