Redacción Gedesco | 30 Junio 2015 |

Aspectos positivos y negativos de la crisis griega para España

Aspectos positivos y negativos de la crisis griega para España

Atenas está a un solo paso de la salida de la zona euro tras su fracaso en las negociaciones con los acreedores internacionales. Entre ellos, el caso del Banco Central Europeo (BCE) que no aumentará los fondos de emergencia para que Grecia gane en liquidez. Desde el 30 de junio, Grecia ha dejado de recibir financiación de sus acreedores. Los 7.200 millones de euros que este país esperaba recibir para hacer frente a sus deudas no han llegado, lo que ha provocado que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, cierre temporalmente los bancos y suspenda de forma provisional la Bolsa del país heleno.

La crisis griega tiene su efecto en España, un país también con dificultades económicas que ve cómo puede perder dinero debido al impago de Grecia. Pero no todas las consecuencias son negativas. Por ejemplo, el turismo se está viendo seriamente dañado, entre otras cuestiones por la subida de impuestos y por la propia inestabilidad del país, lo que puede derivar en que los turistas elijan España como su lugar de vacaciones, en lugar de Grecia, ya que ambos están situados a orillas del Mediterráneo y tienen un perfil de turista muy similar.

Ventajas de la crisis griega en España

La Agrupación Europea de Asociaciones Nacionales de Agencias de Viajes en Grecia (ECTAA) afirma que los tipos de IVA medio en el sector turístico se encuentran entre el 4% y 8% en el sur de Europa. Unas cifras que podrían aumentar en el caso de Grecia, quien vería como su capacidad competitiva en el turismo se reduce, si no llega a un acuerdo con la Unión Europea, lo que haría que perdiesen turistas que viajarían a países más baratos. De esta forma, Grecia perdería una media de 17.000 millones de euros, registrada en 2014, procedentes del turismo, lo que equivale al 42,2% del PIB entre la contribución directa e indirecta.

Esta situación puede hacer que los turistas de desplacen hacía España para disfrutar de unos días de vacaciones en alguna de nuestras Comunidades Autónomas. El perfil de turista que años atrás ha elegido Grecia puede encontrar en España unos servicios y calidad similares, con una inestabilidad inferior.

Una desviación del turismo de Grecia hacia España supondría un importante ingreso de capital. En primer lugar, en cuanto a gasto por turista en los establecimientos o empresas españolas durante su estancia en nuestros país. En segundo lugar, como contribución indirecta procedente del transporte, ya sea aéreo, marítimo o doméstico.

Inconvenientes de la crisis griega en España

En el otro lado de la balanza encontramos que España es uno de esos acreedores a los que Grecia debe dinero. En concreto, el impago supondría una pérdida de 26.000 millones de euros que recaerían sobre las arcas públicas de España, tal y como ha informado Luis de Guindos tras un cálculo del Gobierno español. La misma cifra que gasta en un año España debido a las prestaciones por desempleo con un paro del 26%. A pesar de ello, los especialistas aseguran que España, en la actualidad, tiene solvencia económica para responder adecuadamente a estas pérdidas, sin poner en peligro la estabilidad alcanzada hasta la fecha.

La salida de Grecia del euro afectará a la economía española, como a la europea en general, a las primas de riesgo y a los mercados financieros del país. Pero hay salida. De Guindos ha asegurado que si Grecia llega a la quiebra, España no tendría que realizar planes de contingencia para recuperar el dinero perdido ya que, según apuntan los analistas, la recuperación el PIB español es sólida y se puede hacer frente sin la necesidad de tomar medidas extraordinarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.