descontamos pagarés de esta empresa
Redacción Gedesco | 6 Marzo 2015 |

El caso de éxito de las apuestas deportivas

El caso de éxito de las apuestas deportivas

Webs especializadas, máquinas en bares y locales presenciales con pantallas han provocado un auténtico ‘boom’ de las apuestas deportivas en España. Marcas como 888, Bet365 y BetFair no sólo ocupan horas de emisión de anuncios en televisión, sino que además tienen cada vez un mayor número de adeptos fieles en nuestro país.

Este segmento es el más dinámico dentro del sector del juego debido a la amplia variedad de propuestas que permiten para explotar una idea: seguir tu deporte favorito es divertido pero, si además puedes sacarle dinero, se convierte en algunos casos en una afición adictiva.

Un jugador español puede, ya sea cómodamente desde casa o en un local o hasta en su cervecería favorita, apostar a casi todo deporte imaginable: tenis, dardos, esquí alpino, hurling galéico y, por supuesto, fútbol y baloncesto son sólo algunos de los deportes que pueden ser objeto de apuestas sobre resultados en webs como Bwin o William Hill.

En los deportes más populares, como el caso del fútbol, se puede apostar sobre casi cualquier aspecto: número de tantos anotados, quién abrirá el marcador, con cuántos goles de diferencia se cerrará el marcador… Y así hasta cientos de posibles casuísticas pueden ser objeto de una predicción rentable. Estas apuestas son aplicables a casi cualquier liga del mundo.

Esta unión de deporte y juego ha tardado poco en calar entre los jugadores españoles que, hasta hace poco, sólo podían dar rienda suelta –de forma legal- a esta afición a través de la quiniela de fútbol, las quinielas hípicas y las carreras de galgos.

Según el último informe de la Dirección General de Ordenación del Juego, las apuestas deportivas son el segmento que más crece dentro del sector del juego, con un aumento del 55,45% en el último año. Sólo el gasto en juegos de casino, que aumenta un 39,10%, está cerca de este ‘boom’, aunque para ello han tenido que realizar un aumento similar en publicidad.

Por el contrario, el crecimiento de las cantidades jugadas en las apuestas deportivas es muy superior al aumento de inversión publicitaria de las empresas de apuestas. Así, mientras el dinero apostado por los jugadores ha crecido en más de un 55% en un año, el gasto en promoción de los sites sólo ha aumentado en un 15%.

La tendencia de los últimos 12 meses sólo confirma la evolución de los últimos años. Entre 2011 y 2013, el volumen de apuestas deportivas ha crecido un 480% al pasar de 401,89 a 2.323,06 millones de euros. Mientras otros juegos más clásicos están incluso en decadencia. Es el caso del bingo, con un descenso del 1,40%; los concursos, que caen un 28,35% y hasta el póquer, cuyas cantidades jugadas bajan un 9,65% en los últimos cuatro trimestres.

Este crecimiento afecta tanto a las modalidades presenciales –con marcas como Juegging y Sportium– como a través de internet. De hecho, las apuestas deportivas ya suponen un 35% del juego online en España y están a punto de superar el póquer. Los juegos de póquer cash –en que el jugador entra con dinero real en la mesa- más los torneos de póquer –en que se compite por una bolsa común según la posición en que se queda eliminado- ya sólo están ya un 5% por encima de las apuestas deportivas por internet.

¿Significa eso que el ‘boom’ de las apuestas deportivas ha llegado para quedarse? Puedes apostar a que sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.