Redacción Gedesco | 25 Agosto 2014 | Consejos para empresas

Cómo actuar con el endeudamiento y la financiación de una empresa

Consejos para endeudarse

El endeudamiento todavía es un problema que afecta a muchas empresas en nuestro país. De hecho, según un reciente boletín económico del Banco de España, entre el 2008 y el 2012 en torno a un 35 y un 40% de las empresas ha mantenido o aumentado su endeudamiento con el sector bancario.

El informe también recoge la notable reducción de este tipo de financiación en determinados sectores como la construcción, las actividades inmobiliarias o la energía. En los dos primeros casos se relacionan con una disminución del dinamismo de estas ramas de actividad durante la crisis y, en el caso del sector energético, se trata más bien de un fuerte recorte de la deuda por la reducción de los proyectos de energías renovables. De ahí que la financiación y el endeudamiento muchas veces esté relacionado con el crecimiento de un sector. La clave está en que esta financiación sea sostenida.

Financiación sí, pero no a costa de un endeudamiento excesivo

¿Y cómo es esto posible? Pues bien, a la hora de solicitar financiación en primer lugar hay que tener muy claro para qué la vamos a utilizar y si ello nos va a permitir recuperar buenos niveles de producción y ventas. Y es que esta financiación nos tiene que permitir obtener unos beneficios en un plazo determinado, lo suficiente para poder hacer frente a la deuda y no tener que ir encadenando y acumulando deudas y deudas.

Una vez que tengamos claro el propósito de nuestra financiación, deberemos elegir la que más se adecúa a nuestro objetivo. Si a menudo tenemos problemas de liquidez porque nuestros clientes tardan en pagarnos las facturas, nos será muy útil el factoring o el descuento de pagarés. Pero si lo que queremos es liquidez para comprar determinados activos que permitan aumentar la productividad, en ese caso necesitaremos un préstamo para inversión.

Por otro lado, también nos pueden ser muy útiles instrumentos como el leasing o el renting para el uso y financiación de determinados activos, como por ejemplo los coches de empresa.

Trucos para gestionar las deudas

Sin embargo, si nuestra empresa ya ha llegado a unos niveles de deuda excesiva, tenemos que actuar antes de que sea demasiado tarde y la solución en este caso no es aumentar la financiación.

La primera opción es la obvia, recortar lo máximo posible en gastos para poder hacer frente a nuestras deudas. Muchas veces, analizando detenidamente la estructura de nuestra empresa nos podemos sorprender con la de gastos que tenemos que realmente no son imprescindibles para llevar a cabo nuestra actividad.

Otras dos opciones que se han puesto muy de moda durante la crisis son la negociación y la consolidación de la deuda. La primera de ellas consiste en hablar con los acreedores con los que tenemos deudas para intentar negociarlas. En lo que respecta a la consolidación, se trata de combinar todas las deudas que tengamos pendientes en un solo préstamo.

Otras noticias de interés

  • ¿Qué es el working capital y cómo mejorarlo?¿Qué es el working capital y cómo mejorarlo? Analizar la situación financiera de una empresa determinada para saber si es solvente o no en un futuro próximo es algo que cada vez es más necesario debido a la incertidumbre actual. […]
  • Macroeconomía y microeconomíaMacroeconomía y microeconomía Son las dos ramas principales en las que se divide la ciencia económica. La macroeconomía estudia los sistemas económicos de un área geográfica en su conjunto, empleando magnitudes […]
  • La creación de productos, liderada por emprendedores españolesLa creación de productos, liderada por emprendedores españoles Ante la crisis, hay muchos que optan por no esconder la cabeza y se hacen más fuertes contra la adversidad. Esto es lo que han hecho muchos emprendedores españoles tal y como se […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.