Redacción Gedesco | 25 Febrero 2015 | Toda la información sobre Pagarés

7 consejos para cobrar con pagarés

7 consejos para cobrar con pagarés

El pagaré se ha convertido, en la última década, en el medio de pago más utilizado en las transacciones empresariales. No obstante, cuando comenzamos a trabajar para un nuevo cliente y nos indica que la forma de pago de esa venta o prestación de servicio a realizar se abonará mediante un pagaré a 30, 60, 90 o incluso 120 días hay que tener en cuenta los 7 puntos que os explicamos a continuación, basados principalmente en el conocimiento de la solvencia del deudor y los requisitos mínimos que debe contener un documento para que pueda considerarse un pagaré.

  1. La fecha de vencimiento debe ser correcta y en caso de ser alterada dará lugar a la nulidad del pagaré.
  2. Siempre debe aparecer la firma del emisor del pagaré, la jurisprudencia lo exige y debe ser una firma manuscrita. Cuando el emisor del pagaré es una sociedad, el firmante en su nombre debe consignar la denominación de la entidad que representa, ya sea escribiéndola a mano, estampando el sello o antefirma de la sociedad junto a su firma. Esto obligará a la sociedad a efectuar el pago en la fecha de vencimiento indicada, en caso de no hacerlo así, la obligación recaerá sobre la persona física firmante.
  3. Una vez recibido el pagaré, se debe comprobar que existe la promesa de pago de una determinada cantidad, ya acordada inicialmente, en euros o en otra moneda. Dicho importe debe coincidir en letra y en número, en caso de no coincidir predominará siempre la letra. El documento debe llevar implícito la palabra pagaré.
  4. Analizar previamente a este nuevo cliente, conocer su capacidad económico-financiera y sus ratios de endeudamiento intentando así minimizar el riesgo en las operaciones comerciales. Toda esta información la facilitan los llamados informes de riesgo, sería aconsejable solicitar a una empresa especializada un informe detallado para evitar que llegada la fecha de vencimiento el pagaré resulte impagado.
  5. El nombre del tomador o beneficiario debe consignarse en dicho documento. Es importante conocer que los pagarés al portador se consideran nulos. Siempre nominativo, nunca al portador.
  6. El lugar y fecha de emisión deben aparecer, puesto que la ausencia de cualquiera de estos datos puede ser motivo de nulidad.
  7. Finalmente, debemos comprobar que el pagaré recoge el lugar de pago de la operación y la cuenta bancaria que abonará el importe total.

Teniendo en cuenta estos 7 consejos, ya podemos trabajar con pagarés. A diferencia de las letras de cambio, no existe un modelo oficial de pagaré en papel timbrado, por lo tanto, cualquier documento que cumpla los requisitos expuestos anteriormente podrá considerarse un “pagaré”.

Estos documentos comerciales permiten a las empresas emisoras dilatar sus pagos y a los beneficiarios incrementar la certeza del cobro con ventajas adicionales, como el cobro por vía ejecutiva en caso de impago o la posibilidad de adelantar el cobro a través de una operación de descuento de pagarés.

Otras noticias de interés

  • La línea de descuento de pagarés de Gedesco viene con crédito adicionalLa línea de descuento de pagarés de Gedesco viene con crédito adicional La línea de descuento de pagarés es la mejor forma de financiar el ciclo productivo de las pymes y los autónomos ya que les permite obtener la liquidez que necesitan en todo momento de una […]
  • Las 8 partes de un pagaréLas 8 partes de un pagaré El pagaré es un documento comercial que permite el pago y cobro de las ventas a plazo que realizan las empresas y los autónomos y sirve para aumentar la seguridad en las transacciones. […]
  • Pagaré no a la orden, ¿qué es?Pagaré no a la orden, ¿qué es? La cláusula del pagaré no a la orden es una fórmula que impide la transmisión del pagaré a terceros mediante endoso, siendo sólo transmisible por cesión de crédito. El objetivo es […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.