Sinceramente el término ‘Know Your Costumer’ no le sugiere nada a la mayoría de las personas, pero eso no quita que tiene un significado muy pesado dentro del mundo de los negocios. El proceso de ‘conoce a tu cliente’ el cual es mayormente conocido por sus siglas en inglés ‘KYC’, es lo que realizan las entidades financieras para verificar la identidad de sus propios clientes en cumplimientos de exigencias legales como, por ejemplo, la cuarta directiva europea contra el blanqueo de capitales. En este artículo, hablaremos acerca de las 5 mejores prácticas de KYC relacionadas con las fintechs, así que no te pierdas de nada.

Actualmente, debido a los problemas de corrupción, el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, las políticas de KYC se han convertido en una herramienta vital para combatir las transacciones ilegales que ocurran dentro del campo de las finanzas internacionales.

¿Qué es el KYC y para qué sirve?

Debemos comenzar por explicando esto para luego pasar a la parte fuerte del tema. KYC son las sigas de ‘Know Your Customer’ lo que se traduce a ‘Conoce a tu cliente’. Dicho término engloba una supervisión donde se desarrollan distintos controles y pautas para conocer realmente a los nuevos y a los antiguos clientes. Comúnmente sal principio de la apertura se solicitan diversos documentos, pero mediante el KYCse deben pedir y confirmar de manera obligatoria, más comprobantes e información clave para realizar un seguimiento de los fondos y la procedencia de los activos.

Los clientes están obligados a brindar toda esta información para que se pueda identificar la naturaleza de su actividad profesional y empresarial, y así se puedan tomar medidas para lograr comprobar la veracidad de dicha información. Conociendo bien al cliente, tanto los bancos como las entidades financieras a nivel mundial buscan evitar todo tipo de problemas y delitos como el blanqueo de capitales, corrupción, lavado de dinero, y todo lo relacionado a la financiación al terrorismo y las drogas que se pueda presentar en el país.

¿En qué consiste el procedimiento KYC?

Para poder cumplir con todas las regulaciones internacionales contra el financiamiento del terrorismo y el lavado de dinero, los procedimientos KYC deben implementarse en la primera etapa de cualquier relación comercial con un nuevo cliente. El KYC comienza con el objetivo de recopilar datos personales del cliente para verificar que ellos sean quienes dicen ser. Dentro del sector financiero, esto implica la verificación de su identidad mediante documentos, por ejemplo, el pasaporte o el documento nacional de identidad.

Para algunas instituciones financieras, este proceso se sigue desarrollando de manera presencial y plasmándose en papel, pero en algunas otras, dicho proceso ya se ha convertido en un trámite 100% digital, que incluso, han llegado a incluir comprobaciones biométricas adicionales, como lo son las huellas dactilares o el reconocimiento facial, todo esto, para lograr reconocer al titular del documento en cuestión. Este sistema innovador de verificación de identidad digital, les permite a los bancos capturar automáticamente los datos de los clientes que pueden integrarse en sistemas empresariales como los CRM, para así optimizar su proceso de incorporación.

Las 5 mejores prácticas de KYC

  • Experiencia personalizada: Ya no es una novedad que, mientras más cercano se sienta el cliente con la empresa, más posibilidades de identificarse y crear vínculos emocionales podrá tener.  Todos los puntos de conexión ‘empresa-cliente’ deberán formar un frente común para evitar dañar la percepción de quienes terminan recibiendo la atención final. En conclusión, la cercanía con el cliente creará una relación mucho más aferrada y duradera en el tiempo.
  • Capacitar al equipo de trabajo para brindar un buen trato al cliente: Cada persona que entra en contacto por primera vez con un nuevo cliente, es una oportunidad de detonar emociones, y si estas son positivas, entonces mucho mejor. Los grandes gestos y las buenas emociones, nos permitirán crear esa relación de cercanía con el cliente que anteriormente mencionábamos.
  • Crear experiencias positivas: El posicionamiento de la empresa es la manera exacta en la que te ubica el consumidor y está relacionado directamente con la reputación que tengas en todo tipo de temas: relación con tu cliente, calidad de tus servicios, entre otros. Lo más recomendable es interesarse honestamente por los clientes, asegurarse de generar expectativas experiencias memorables que logren trascender y generar buenos comentarios.
  • Transforma las quejas en nuevas oportunidades: Sin ánimos de exagerar, toda queja de un cliente es un regalo y una oportunidad para alcanzar nuevos beneficios. Sabemos que, actualmente, todo comentario positivo y más aún los negativos, serán difundidos a cientos o miles de usuarios que a su vez son potenciales consumidores o clientes cautivos. Por eso, atender una queja y acomodar la situación en torno a ella, es una oportunidad perfecta para demostrarle al cliente el compromiso que tenemos con sus comentarios y opiniones.
  • Ofrece canales de comunicación y soporte: Mientras más y mejores vías de comunicación bidireccional tengas con tus clientes, mejor relación y contacto podrán tener.

Las KYC dentro del mundo de las Fintechs

Las buenas prácticas de Know Your Customer responden no solo a la necesidad de la entidad de saber quién es realmente su usuario por imperativos legales; es realmente una manera eficaz de disminuir en gran medida el riesgo de fraude. KYC les permite a las compañías protegerse a sí mismas al garantizar están negociando legalmente con entidades totalmente legítimas, al mismo tiempo que también protege a las personas que, de otra manera, podrían ser perjudicadas por el delito financiero.

Por otro lado, la innovación y el desarrollo dentro del mundo financiero en este proceso de identidad de cliente, se ha transformado en una prioridad debido a sus múltiples ventajas: mucho menos papel y mayor precisión de los datos, a su vez también se proporciona un mejor servicio al cliente y se garantiza el cumplimiento de la normativa en un tiempo real. En conclusión, las 5 mejores prácticas del KYC podrán optimizar mucho los procesos y la relación con los clientes en las fintechs.