En 2018 hemos continuado innovando en productos y ahora canalizamos también financiación a medio y largo plazo además del habitual circulante.

Productos como el renting y el Rent back han aportado un alto valor añadido a nuestros clientes que necesitaban bienes de equipo para su empresa y han decidido hacerlo vía renting.

Del mismo modo, aquellos que ya tenían activos productivos en sus compañías y lo que precisaban era una inyección de liquidez han optado por el Rent back que permite transformar un activo fijo en liquidez y continuar utilizándolo.

También ha sido el año en el que nos hemos convertido en intermediario financiero cualificado, bajo el programa InnovFin del FEI –Fondo Europeo de Inversiones-, con el que ponemos a disposición del tejido empresarial una nueva línea de financiación para PYMES, que les permitirá realizar por ejemplo inversiones en I+D+i, entre otras cosas.

Se ha consolidado nuestra Oficina Virtual, que permite a nuestros clientes operar de forma online y con información en tiempo real, una ventaja competitiva que nos refuerza como la mayor compañía de financiación no bancaria de España.

Hemos cerrado el ejercicio con más de 1.537 M € canalizados, a través de los diferentes fondos gestionados, al tejido empresarial español.