Redacción Gedesco | 20 Febrero 2016 | Consejos para empresas

Novedades 2016 en el Impuesto de Sociedades (IS)

Novedades 2016 en el Impuesto de Sociedades (IS)

 

En los últimos años se han puesto en marcha numerosos cambios y reformas en las leyes que regulan a los profesionales autónomos y a las empresas. La búsqueda de la recuperación económica y del empleo, y el fomento del emprendimiento y puesta en marcha de nuevos negocios, ha provocado que las Administraciones Públicas aprueben nuevas normativas para su regulación. Entre estas novedades también se encuentran reformas fiscales, como los tipos de impuestos, la forma de tributar de unos y otros, el cambio en los porcentajes, etc.

Entre los cambios más importantes destacan los aplicados sobre el impuesto de sociedades, una de las grandes figuras impositivas de España. A continuación, explicamos los cambios en el IS en este nuevo año fiscal.

Cambios en los tipos de gravamen

En primer lugar, la nueva ley del impuesto de sociedades ha traído como novedad más destacada la reducción en los tipos de gravamen. De esta manera, en función de las características o naturaleza de la empresa serán de una manera u otra, y por tanto, los tipos quedan de la siguiente manera:

  • El gravamen general se fija en el 25% para las sociedades con un periodo impositivo que haya comenzado el 1 de enero de 2016, o posteriormente. El resto de sociedades, que hayan comenzado anteriormente, se les aplicará el 28%.
  • Las empresas de nueva creación que desarrollen actividades económicas tributarán al 15% durante los dos primero años.
  • Las empresas más pequeñas que comiencen actividad en 2016 se aplicará el tipo impositivo reducido, equiparándolo con el general, es decir, tributarán al 25%. Si han comenzado el ejercicio fiscal el año pasado, en 2015, las empresas de reducidas dimensiones continuarán con el mismo tipo impositivo que se aplicaba, y dividido en dos tramos: el 25% en caso de que la base imponible se sitúe entre los 0 euros y los 300.000, y se aplicará el 28% en caso de que la base imponible sea superior a los 300.000 euros.
  • Las sociedades dedicadas a la exploración, explotación e investigación de yacimientos y almacenamientos subterráneos de hidrocarburos se reducirá el tipo de gravamen del 35% al 30%.

Sociedades civiles

Por otro lado, las sociedades civiles, pasan a tributar en el impuesto de sociedades. Hasta ahora, las sociedades civiles tributaban por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, es decir, el IRPF, y se realizaba en función de lo que cada uno de los socios integraba, según la parte proporcional de su renta. Con las novedades, aquellas sociedades civiles con una personalidad jurídica y objetivo mercantil pasan a ser contribuyentes para el impuesto de sociedades.

En cualquier caso, se ha aprobado una alternativa para que aquellos socios que no quieran tributar por el impuesto de sociedades  acogerse a la nueva normativa, y es que podrán liquidar la sociedad sin coste durante los seis primeros meses del año siempre que se realicen todos los trámites necesarios para la extinción de la sociedad civil.

Empresas exentas

También se han producido cambios en aquellas empresas que estaban parcialmente exentas de este impuesto, como los colegios profesionales, las asociaciones, las patronales, etc. que se librarán de tener que declarar el impuesto. Tan solo deberán hacerlo si los ingresos superan los 75.000, los que corresponden a las rentas exentas no superan los 2.000 euros y la totalidad de las rentas no exentas que obtengan están sometidas a retención.

Está previsto que a partir del 1 de julio de 2016 entren en vigor nuevos cambios en el impuesto de sociedades, especialmente en lo que se refiere al incentivo fiscal de los activos intangibles

 

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.