¿Qué diferencia hay entre anticipo de facturas y el Factoring?

El anticipo de facturas se trata de la cesión de una factura en concreto o varias, mientras que el Factoring comprende la cesión del contrato por completo.

Cuando una empresa necesita liquidez para el día a día de su empresa debe analizar las fórmulas de financiación más adecuadas y rentables en función de sus necesidades.

El anticipo de facturas es una herramienta de financiación que utilizan las empresas para obtener liquidez de forma inmediata, anticipando el importe de la factura emitida por sus deudores.

El factoring consiste en la cesión del derecho de cobro de las facturas pendientes a una entidad financiera, quien se encarga de adelantar el dinero a la empresa, sin tener que esperar al vencimiento.

Aunque ambas alternativas se parezcan, a continuación podremos comprobar que no son exactamente iguales.

La diferencia esencial entre el anticipo de facturas y el factoring es el número de títulos que forman la operación.

En una operación de factoring se descuentan varios títulos e incluso se puede descontar el contrato completo. Mientras que en el anticipo de facturas se refiere a la cesión de una factura en concreto.

En ambas fórmulas intervienen tres actores:

  • Cliente, es el sujeto que tiene la obligación de pagar.
  • Cedente, es el sujeto que vende sus productos o servicios.
  • Entidad financiera, se encarga de adelantar el cobro de las facturas a cambio de un porcentaje.

En Gedesco, tanto pymes como autónomos, pueden encontrar una fuente de financiación alternativa para el día a día de su empresa gracias al descuento de facturas, el anticipo de facturas, el factoring o el confirming, entre otros.


Formulario de Contacto




 Acepto la Política de Privacidad

* Campos obligatorios
 


^