descontamos pagarés de esta empresa
Gonzalo García Crespo | 3 enero 2013 | Casos de éxito

Juguetes para toda la vida: Toy Planet

“En mi casa he reunido juguetes pequeños y grandes, sin los cuales no podría vivir. El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta”. Esta afirmación de Pablo Neruda explica quizá por qué los juguetes no desaparecerán nunca (al menos, en un futuro cercano) y por qué su industria ha resistido a la crisis con bastante entereza. Pese a la penosa situación económica y al poderoso dominio de los videojuegos, el año pasado las ventas de juguetes tradicionales cayeron tan sólo un 6%, y para este año se espera que se mantengan sin grandes sobresaltos. Y en este mundo controlado por las grandes compañías internacionales, aún pervive con éxito alguna compañía española como Toy Planet.

Esta empresa surgió en 1988 en la Comunidad Valenciana, donde se concentra casi el 50% del sector juguetero español, como una agrupación de compañías detallistas de juguetes llamada Joguets Sociedad Cooperativa. El objetivo era alcanzar la concentración y el tamaño necesarios para competir en un entorno globalizado repleto de multinacionales, diferenciándose de sus competidores “ofreciendo cercanía, atención personalizada y servicio a los clientes”, afirma la empresa en su página web. Y añade, “nuestra compañía trata de ser su tienda de juguetes, donde su hijo, nieto, sobrino… pueda encontrar el artículo que mejor satisfaga sus necesidades puntuales, bien sean educativas o de ocio”.

Así nació Toy Planet, nombre comercial que adquirió esta agrupación empresarial y que en la actualidad cuenta con una red de 210 establecimientos repartidos por toda España, lo que supone alrededor de 50.000 metros cuadrados de superficie. El año pasado, la cadena de jugueterías registró una facturación de 92 millones de euros, un 8% más que en el ejercicio anterior, tras abrir 18 tiendas nuevas. 41 de esos millones se lograron en la campaña de Navidad.

En su dossier de prensa, la empresa explica su filosofía: apostar por juguetes que jueguen un papel en la educación infantil, “fomentando la socialización, la psicomotricidad, la expresividad, el razonamiento y la creatividad de los más pequeños de la casa”. Además, Toy Planet apuesta por los productos propios y los juguetes de fabricantes españoles: en total, la cadena ofrece más de 5.000 modelos de juguetes, de los que el 80% son de procedencia nacional y el 20% restante de fabricación propia o marca blanca.

Los productos de más éxito son los destinados a la “primera infancia”, seguidos de las muñecas y los vehículos. Recientemente, Toy Planet destacó en un comunicado que las muñecas Monster High, el cuartel general de E-rangers de Playmobil, las muñecas barriguitas y los sets de Pin y Pon son los juguetes que más están solicitando los niños para esta Navidad. La compañía también espera que las tablets de su creación destinadas a niños de entre 8 y 14 años tengan una buena aceptación.

No son, en general, malas noticias para un sector que tiene en mente aquello que dijo Einstein: “La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices”.

Otras noticias de interés

  • El discreto éxito de Cristian LayEl discreto éxito de Cristian Lay Cristian Lay lleva desde 1981 dedicado a la venta directa por catálogo de joyería, bisutería, perfumes y complementos. 32 años después, sigue haciendo lo mismo aunque adaptado a las […]
  • Enrique Tomás, el jamón ibérico como emblema del éxitoEnrique Tomás, el jamón ibérico como emblema del éxito Quién le iba a decir a Enrique Tomás hace treinta años que empezando con una sola tienda en un mercado de Badalona iba a conseguir ser líder en la venta de jamón ibérico. Por aquel […]
  • Kukuxumusu, el éxito que surgió del toro y el koalaKukuxumusu, el éxito que surgió del toro y el koala Tres amigos, un viaje, una buena idea, un festejo famoso en todo el mundo, mucho talento creativo, humor a raudales, irreverencia y unos dibujos marca de la casa, reconocibles por todo el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.