Redacción Gedesco | 29 abril 2014 | Economía para todos

La FATCA, la ley que trae de cabeza a los estadounidenses

Cuentas-bancarias-EEUU-financiación-FATCA-factoring

Algo tan rutinario como es ir a abrir una cuenta en un banco ya no resulta tan sencillo para muchos estadounidenses que viven fuera de su país. Y es que desde que se aprobara la FATCA en 2010, se les han puesto muchos impedimentos a la hora de abrir cuentas en el extranjero.

Pero ¿qué es la FATCA (Foreign Account Tax Compliance Act)? Este impuesto, que españolizado vendría a ser Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras, obliga a las instituciones financieras como bancos o corredurías que operan fuera de Estados Unidos a reportar la información que tengan sobre las cuentas de los ciudadanos estadounidenses.

Impedimentos para abrir cuentas bancarias

Pese a que la ley fue aprobada en 2010, entrará definitivamente en vigor en julio de 2014. Con ella el Gobierno americano busca luchar contra la evasión fiscal. Sin embargo, pese a que finalmente se logre el objetivo perseguido, esta ley está causando muchos quebraderos de cabeza a los estadounidenses residentes en el extranjero, ya que muchos bancos deciden no ofrecerles sus servicios con el fin de evitarse posibles problemas por incumplimiento de la FATCA. De hecho, la no colaboración con el Gobierno estadounidense puede causar a los bancos extranjeros la imposición de sanciones de índole económica, por lo que muchas entidades optan por el camino fácil que es no tener cuentas de ciudadanos estadounidenses.

Otro de los dilemas de esta ley es qué se considera ciudadano estadounidense. Pues bien, por ciudadano no solo se entiende a las personas nacidas o residentes en Estados Unidos, sino también a corporaciones o sociedades estadounidenses.

Para solucionar el problema, el Gobierno del país americano ha optado por firmar acuerdos de colaboración con algunos países como Canadá con el fin de facilitar la transferencia de información entre países.

Posibles problemas de financiación

De cualquier modo, ya no solo se convierte en un problema a la hora de abrir una cuenta, que tanto las empresas como las personas pueden seguir teniéndolas en Estados Unidos y operar con ellas desde el país en el que residan en la actualidad, sino que otro de los inconvenientes se deriva de la dificultad de obtener financiación bancaria. Y este precisamente se puede convertir en un gran problema para las empresas estadounidenses con residencia en el extranjero.

Sin embargo, también existen otros mecanismos de financiación alternativa a la banca como el factoring que podrían ser muy útiles a estas empresas y con los que no tendrían que abrir ninguna cuenta en un banco.

Otras noticias de interés

  • Diferencias entre Lease Back y Rent BackDiferencias entre Lease Back y Rent Back En los últimos años han empezado a utilizarse cada vez más en nuestro país una gran cantidad de figuras que van encaminadas a dotar de mayor liquidez al sistema y que permitan que las […]
  • El euro pierde valor: ¿buena o mala noticia?El euro pierde valor: ¿buena o mala noticia? Para responder con claridad a la pregunta de si la pérdida del valor del euro es buena o mala noticia, se podrían recurrir a refranes tan tópicos como ‘todo depende del cristal con el […]
  • Más flexibilidad para evitar los concursos de acreedoresMás flexibilidad para evitar los concursos de acreedores Para muchas empresas en España el concurso de acreedores es la única salida posible para dejar de acumular pérdidas mes a mes. Y es que desde enero hasta agosto se han registrado más […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.