Redacción Gedesco | 9 enero 2016 | Factoring

Diferencias y peculiaridades entre factoring bancario y no bancario

Diferencias y peculiaridades entre factoring bancario y no bancario

El factoring es la cesión de la gestión de cobro que una empresa le hace a una entidad. La entidad abona a la empresa la cantidad correspondiente a las facturas que haya emitido, y la entidad se encarga de gestionar los cobros con los clientes. El factoring es, por tanto, una herramienta de financiación para que las empresas consigan liquidez de forma inmediata y puedan llevar al día su balanza de pagos y gastos.

El factoring es un tipo de financiación, peor no es exclusivamente bancario. Esto quiere decir que se puede solicitar en un banco o en otro tipo de entidad financiera. En los últimos años, la falta de opciones de financiación ha provocado que se lancen nuevas vías, como es el caso del factoring, para que las empresas puedan continuar con su actividad.

Esta fórmula se puede solicitar en una entidad bancaria o en una entidad financiera que no sea banco y, en función de cuál se elija, se contará con unas características o peculiaridades diferentes para el llamado factor (la entidad factoring), el cliente o el deudor, según subraya Enrique Zafra, vocal de la Junta Directiva de la Asociación española de Factoring. A continuación describimos cada uno de ellos y apuntamos sus diferencias.

Factoring no bancario

El factoring no bancario, es aquel en el que la entidad que realiza el factoring, como su propio nombre indica, no es un banco. Por tanto, tienen la principal ventaja de no ocupar líneas bancarias de riesgo. Estas entidades privadas abonan el dinero de sus facturas a la empresa aportando liquidez inmediata, pero tiene unas peculiaridades en cada una de las partes que intervienen.

En primer lugar, el cliente o cedente no aumenta su endeudamiento bancario, al contratar el factoring con una entidad no supervisada por el Banco de España. Dependiendo de la entidad elegida, hay que prestar especial atención a la solvencia, ya que no son entidades reguladas. En este sentido, es importante acudir a empresas con experiencia y tradiciones en el ámbito de la financiación, y que utilicen otras fórmulas además del factoring, lo que dará pistas sobre su solvencia, experiencia y consolidación en el mercado.

Otra ventaja del factoring no bancario para el cliente es que resulta más sencillo y rápido que un banco. En el caso del deudor, lo principal es que no aumenta su endeudamiento con el banco.

Por último, es importante señalar que la fiscalidad es diferente, y están sujetos a una normativa específica de liquidación e ingreso del impuesto de la renta de las sociedades. Otras ventajas en el ámbito fiscal es que el IVA es deducible, ya que se trata de un IVA soportado. Bajo esta fórmula tampoco hay que pagar el impuesto de actos jurídicos documentados, que sí se han de abonar con soluciones como las letras o los pagarés.

Factoring bancario

El factoring bancario es aquel que se realiza con un banco, una entidad bancaria que está supervisada por el Banco de España, y, por tanto, con sus exigencias de capital y solvencias determinadas.  En este tipo, el cliente o cedente, aumenta su endeudamiento con la entidad. Para el deudor, si es un factoring sin recurso, también aumenta su endeudamiento bancario. En caso de un proceso concursal del deudor, los pagos realizados por el deudor cedido, no están sujetos a la rescisión prevista por ley. Al tratarse de entidades supervisadas por el Banco de España, se supone que son más seguras y se comenten menos riesgo con ellas, aunque los procesos y trámites son a su vez mucho más lentos.

En cualquier caso, las características y las condiciones varían en cada entidad bancaria y en cada entidad financiera, por lo que es importante conocer todos los aspectos antes de decantarse por una o por otra. Nuestra recomendación final es que, sea cual sea la entidad que selecciones, realices una comparativa entre las diferentes opciones del mercado, tal y como realizarías con la compra de cualquier otro producto, sea o no financiero.

Otras noticias de interés

  • Consejos para elegir una compañía de factoringConsejos para elegir una compañía de factoring Si te has decidido por el factoring como instrumento de financiación hazlo con una compañía líder en el mercado, que cumpla una serie de requisitos de modo que operes de forma segura y con […]
  • El contrato de factoringEl contrato de factoring El factoring es una operación financiera que consiste en la cesión del derecho de cobro de las facturas. Una empresa llega a un acuerdo con una entidad para que ésta le adelante el […]
  • Sectores que más tardan en cobrar sus facturasSectores que más tardan en cobrar sus facturas La morosidad y el retraso en los pagos son problemas que afectan hoy en día en España a todas las empresas. Independientemente del sector en el que trabajes, podrás encontrarte con […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.