Redacción Gedesco | 16 diciembre 2014 | Financiación

¿Es el MARF una opción de financiación para pymes?

Financiación para medianas empresas

Justo cuando el MARF (Mercado Alternativo de Renta Fija) ha cumplido su primer año de vida, se sigue confirmando su potencial de crecimiento con la aprobación a cotización de la primera emisión a titulización que se realiza en este mercado. Pero, para los que no lo sepan, ¿qué es el MARF?

Contexto del MARF

Se trata de un mercado que fue lanzado en noviembre del 2013 como herramienta de financiación a través de la emisión de títulos de renta fija para pequeñas y medianas empresas solventes. Al igual que el MAB, se trata de un mercado alternativo, no oficial, por lo que los requisitos de acceso son más flexibles que en otros mercados oficiales.

Sin embargo, en lo que respecta a los inversores, el público al que se dirige es más bien cualificado, ya sean españoles o extranjeros, el perfil de inversor del MARF es el de una persona o institución que a la vez que diversifica su cartera decide apostar por empresas con buenas perspectivas de negocio.

Para su funcionamiento cuenta asesores que informan y ayudan a las empresas que acuden al MARF en lo que se refiere a los requisitos y otros aspectos relacionados con la emisión, y con gestoras de titulización que son las encargadas, a partir de ahora, de agrupar los derechos pendientes de cobro de las empresas.

Acceso al MARF

En septiembre de este año ocho compañías habían emitido más de 400 millones de euros en deuda y en el año de vida de funcionamiento del mercado se han negociado más de 430 millones de euros.

Pese al crecimiento que ha experimentado este mercado en su corta vida, todavía queda un amplio camino por recorrer. Y es que la realidad es que este mercado todavía está lejos de ser una opción real de financiación para las empresas más pequeñas y son algunas medianas las que están sacando mayor partido del MARF. Todavía dista mucho de ser una herramienta de financiación para una gran mayoría de empresas.

Precisamente la idea es que la vía de los bonos de titulización sean una buena salida para las empresas más pequeñas. Sin embargo, la financiación, y más para las pequeñas empresas, es algo que tampoco se puede hacer esperar, por lo que hay que contemplar todas las posibilidades de financiación alternativa que existen y que reduzcan el exceso de dependencia que se tiene del sector bancario.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.