José Antonio Calvo | 7 mayo 2015 | Consejos para empresas

Cómo abrir una franquicia

Cómo abrir una franquicia

Emprender se ha convertido en una salida laboral muy común, ante la falta de oportunidades en el mercado. ¿Y si abrimos una franquicia en lugar de un negocio propio? Repasamos a continuación las ventajas que puede tener la apertura de una franquicia, así como sus inconvenientes, para que valores esta opción a la hora de emprender.

Una franquicia es un tipo de negocio en el que el dueño adquiere los derechos de explotación, nombre comercial o marca de una multinacional más grande, la cual se encarga de la supervisión del negocio. Pero esto no significa que ‘nos lo den todo hecho’. Las bases del éxito y el modelo de negocio, que es una de las ventajas de esta modalidad, ya están implantados. Sin embargo, existen otros inconvenientes, como un mayor desembolso inicial, un encorsetamiento por parte de la matriz o la dura gestión del día a día de un negocio. Esto último, sea un negocio particular o una franquicia, no nos lo va a quitar nadie.

Franquicias: consejos antes de abrir

Si hemos decidido emprender bajo la modalidad de franquicia, lo primero que tenemos que hacer es elegir el sector y tipo de franquicia por la que apostaremos. Para ello, debemos concretar en qué ámbito nos podemos desenvolver mejor y cuál es el nicho de mercado que mejor conocemos y en el que más opciones de éxito podemos tener. Una vez determinado este aspecto, tenemos que pasar a realizar un estudio de mercado para averiguar los negocios potenciales que se mueven en este entorno y analizar su éxito. También es de suma importancia analizar las posibilidades de explotación que nos otorgará la zona o región donde queramos abrir la franquicia. La ubicación es una de las claves para conseguir triunfar con tu franquicia.

Por otro lado, debemos esforzarnos por conocer en profundidad la empresa que nos otorgará su nombre, marca y forma de trabajo, para poder sacar el máximo provecho a nuestro negocio. No es una decisión que debamos tomar a la ligera y, aunque tengamos preferencia por una marca, no está de más consultar otras propuestas, puesto que ahora hay más competencia en el sector.

No podemos olvidarnos que los franquiciadores siempre nos exigirán unos requisitos financieros antes de abrir la franquicia, lo que nos obliga a contactar con ellos para saber cuál es la cantidad que nos piden, y comprobar si disponemos del presupuesto necesario o si estamos dispuestos a invertir esa cifra. Esta partida, denominada canon de entrada, es una de las que tendremos que tener en cuenta como gasto a la hora de comenzar.

Franquicia: pasos para abrir e iniciar actividad

  1. Cuando ya tienes decidido qué franquicia quieres abrir, debes contactar con el franquiciador para solicitarle el envío de toda la información necesaria para poner en marcha el negocio, como es la parte económica, los derechos y la licencia. En este punto, es recomendable que te unas a una gestoría o asesoría especializada en franquicias. Existen diversas asociaciones que te ayudarán en este proceso, puesto que hay exigencias legales y contractuales distintas a las que tendríamos a la hora de poner en marcha otro modelo de negocio. Además, durante la crisis, muchas empresas han apostado por franquiciarse cuando todavía no tienen un modelo consolidado, en busca de hacer un negocio más rápido y fácil. Cuidado con este tipo de organizaciones porque te pueden presentar números que no estén del todo auditados. Insistimos, por tanto, en la necesidad de apoyarnos en terceras partes que sean especialistas y que nos puedan llevar a concretar un acuerdo favorable y, sobre todo, de éxito a lo largo del tiempo.
  2. En algunos casos, el franquiciador deseará concertar una entrevista. En ella debéis analizar y comentar los requisitos del franquiciador, para buscar la solución que mejor se adapte al territorio donde quieras abrir la franquicia. Negocia. Las condiciones, salvo franquicias muy consolidadas, no son inamovibles.
  3. Una vez que ambas partes estéis de acuerdo con las condiciones establecidas, deberéis firmar el contrato de franquicia. Deberás abonar al franquiciador la cantidad pactada por adelantado. Los materiales de trabajo serán adicionales y correrán a cuenta del franquiciado, salvo que se estipule de otro modo en el contrato.
  4. La gestión y contratación de empleados será trabajo del franquiciado, ya que en términos generales, el negocio será suyo.
  5. Si el funcionamiento de la franquicia evoluciona favorablemente, la renovación del contrato se suele dar cada 5 o 10 años.

 

 

Otras noticias de interés

  • Ventajas de apostar por una franquicia como modelo de negocioVentajas de apostar por una franquicia como modelo de negocio Emprender un negocio es una acción complicada. En primer lugar, será necesario contar con una idea o modelo de éxito. Por otro lado, debemos contar con los procesos de producción y […]
  • Leasing: qué esLeasing: qué es Poner en marcha un negocio implica la inversión de grandes cantidades de dinero para su desarrollo y funcionamiento. Un desembolso al que muchas empresas no pueden hacer frente. Para […]
  • Entra hoy en vigor la Ley de fomento de financiación empresarial.Entra hoy en vigor la Ley de fomento de financiación empresarial. La norma que se publicó ayer en el BOE, busca potenciar el crédito de las empresas más allá del tradicional canal bancario. Mejora del acceso a la financiación de las pymes Con la […]

Un comentario en “Cómo abrir una franquicia

  • 26 agosto, 2015 at 11:12 am
    Permalink

    Muy buenos consejos. Con un poco de iniciativa y pequeños trucos como estos, abrir una franquicia no es tan difícil como parece. Todo es animarse. Un saludo.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.