Redacción Gedesco | 14 julio 2014 | Consejos para empresas

Hacer frente al absentismo laboral

absentismo-laboral-clima-trabajadores-productividad-motivación-ausente-trabajo

Por mucho que nos pese, en España siempre hemos tenido que enfrentarnos a la creencia de que tendemos a escaquearnos o a faltar al trabajo. Uno de los datos que podría evidenciar esta supuesta costumbre sería el absentismo laboral y lo cierto es que no ayudan mucho, ya que lideramos la lista de los países con mayor absentismo laboral.

Pese a ello, se trata de un problema que desde la crisis se redujo notablemente. De hecho, parece que durante estos años hemos evitado, con motivo de la crisis y el miedo a perder nuestro trabajo, faltar a nuestro puesto a no ser que no pudiéramos movernos de la cama.

Cambio de tendencia con el agotamiento de la crisis

Pues bien, esta tendencia podría estar cambiando, ya que durante los últimos meses se ha apreciado un aumento del absentismo laboral en nuestro país. Este aumento se ha podido apreciar desde el octubre pasado, pese a que en el conjunto del 2013 la tasa de absentismo disminuyó. Entre las causas que podrían estar detrás de este repunte podría estar el agotamiento del factor crisis, según la mutua Egarsat.

Por ello, vamos a ver algunos pequeños consejos para combatirlo. Eso sí, antes de nada hay que matizar exactamente qué es el absentismo o ausentismo laboral. Y es que dentro de este, podemos diferenciar entre las personas que no acuden a su trabajo pero lo notifican y las personas que no acuden sin previo aviso. Asimismo también hay que distinguir a las personas que aunque acuden a su puesto de trabajo, se dedican a hacer tareas que nada tienen que ver con las funciones que tienen asignadas. En este caso sería abstencionismo y no absentismo.

Consejos para combatir el absentismo laboral

El absentismo laboral debe ser tratado por las empresas como un problema grave que deben afrontar. Una vez que una compañía determinada ha identificado que tienen un problema de estas características, será necesario que lo aborden para reducir lo menos posible su incidencia en la productividad del negocio. Pero ¿qué puede hacer la empresa para combatirlo?

Una buena técnica para mantener a raya el ausentismo laboral es implantar un sistema de control para acceder a la empresa, de manera que se controle informáticamente cada falta o asistencia de cada trabajador.

Del mismo modo, es necesario establecer un clima de trabajo en el que el empleado esté a gusto, motivado y se sienta valorado. De este modo, se verán reducidos algunos de los motivos por los que los trabajadores faltan al trabajo.

Pero también hay que tener presente que hay ocasiones en las que es necesario faltar al trabajo y no podemos hacer nada por evitarlo. En estos casos es importante mostrar todo el apoyo necesario por parte de la empresa cuando se trate de bajas de larga duración por una causa justificada.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.